Los examinadores de tráfico amenazan con volver a la huelga a partir de diciembre

Huelga de examinadores de tráfico de 2017, protesta del 25 de julio ante la DGT
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 05/11/2018 18:15:32CET

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) ha amenazado con volver a la huelga a partir de este mes de diciembre si no reciben el complemento específico que se les prometió a finales de 2017, fecha en que los grupos de la oposición --todos menos PP-- llegaron a un acuerdo para presentar enmiendas a los PGE para que sus reivindicaciones económicas quedasen recogidas en las partidas para 2018.

En concreto, el colectivo se queja de que el aumento salarial que pedían --de unos 250 euros al mes-- no está todavía reflejado en sus nóminas y además piden que se les remunere "los atrasos".

Según indica Asextra, el acuerdo suscrito el pasado diciembre --que puso fin a cinco meses de huelga, una de las más longevas de la democracia española-- permitió "poner fin a una discriminación salarial" que los examinadores y examinadores-coordinadores "vienen soportando desde hace diez años".

Tras este compromiso de la oposición, se aprobó el incremento retributivo que reclamaba el colectivo en los PGE de 2018, así como el de los funcionarios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Sin embargo, a día de hoy, la asociación lamenta que aún no se ha ejecutado el incremento retributivo del complemento específico al colectivo por parte del órgano competente, la Comisión Ejecutiva de la Comisión Interministerial de Retribuciones (CECIR).

Además, indica que el pasado 27 de septiembre, el actual director general de Tráfico, Pere Navarro, manifestó en la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible del Congreso, que en octubre se ejecutaría esta subida.

"Desde esta asociación no entendemos cómo a día de hoy los funcionarios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ya están percibiendo (de manera totalmente merecida), la subida de su complemento específico más los atrasos correspondientes, mientras que el colectivo examinador aún no los ha percibido, y máxime cuando ambos colectivos pertenecemos al mismo Ministerio (Interior), dependemos del mismo Órgano para su ejecución (CECIR) y la subida del complemento específico de ambos colectivos fueron aprobados en la misma Ley de Presupuestos Generales del Estado", expone Asextra, que concluye entonces que "alguien no está haciendo bien su trabajo".

Pese a ello, Asextra lamenta los "daños colaterales" --a autoescuelas y ciudadanos-- que se puedan producir debido a una nueva huelga en el sector. "Pero esta asociación, en representación del colectivo examinador, está cansada de engaños y sentirse ninguneada por parte de la Dirección General de Tráfico, aunque no precisamente por parte de su director general".

No obstante, Asextra indica que seguirá trabajando para evitar una nueva huelga que "nadie" desea y ha apelado al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y al director general de Tráfico, Pere Navarro, a que ejecute el incremento salarial reflejado y aprobado en la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2018.

La huelga que llevó a cabo el colectivo durante 2017 provocó la cancelación de más de 200.000 exámenes para obtener el carné de conducir, además de pérdidas económicas que ascienden a más de 100 millones de euros en el sector de las autoescuelas. Tras desconvocarse los paros, los examinadores se han manifestado varias veces este año para exigir el incremento salarial.