Publicado 01/01/2022 10:44CET

Familias españolas cierran un año 2021 "duro" y piden para 2022 más ayudas por crianza

Archivo - Una mujer frente a un portal de la capital con un carrito de bebé.
Archivo - Una mujer frente a un portal de la capital con un carrito de bebé. - Joaquin Corchero - Europa Press - Archivo

MADRID, 1 Ene. (EUROPA PRESS) -

Asociaciones de familias españolas ha hecho balance de un año "duro" por la pandemia de la Covid-19 y han pedido para el próximo año 2022 más apoyos a la crianza y que se tenga en cuenta "la perspectiva de familia" en las leyes.

Desde The Family Watch opinan que ha sido "un año, otra vez, duro para las familias" debido a la continuación de la pandemia de coronavirus, "sin apenas ayudas" y con "muchos miembros en paro".

"Una vez más, las familias se han visto abocadas a un esfuerzo adicional, en el que han tenido que trabajar, educar y sacar adelante a sus familias, en muchas ocasiones, desde un hogar que ni estaba preparado para ello, ni contaban con las ayudas necesarias para realizarlo en condiciones idóneas", han precisado a Europa Press.

Según The Family Watch, las madres y los padres se han visto expuestos a un "estrés adicional" que les ha provocado el "síndrome del 'burnout parental' (padres quemados)", como consecuencia de la pandemia, de la preocupación por la situación económica, por el creciente paro, la subida de la luz, la gasolina, cesta de la compra, etcétera.

De cara a 2022, piden que sea "el año de la apuesta por la familia, en el que la perspectiva de familia debería, ya de una vez, implementarse con carácter vinculante". En este sentido, reclaman medidas de apoyo por hijo a cargo, que "se ponga el foco en el valor de la familia" y se invierta más en ella.

A su juicio, hasta que no se reconozca a la familia desde el ámbito político y legislativo, "difícilmente se conseguirán minimizar los efectos del bajo índice de fecundidad que hay en España y cada vez menos jóvenes, y no tan jóvenes podrán optar a formar una familia".

Por su parte, el director general del Foro español de la Familia, Javier Rodríguez, ha indicado que termina un año "difícil" en el que la política no ha traído "nada bueno para las familias".

"Terminamos un año difícil, en el que de la política nada bueno surgió para las familias y para las personas más vulnerables --no nacidos, enfermos, familias sin recursos, madres embarazadas sin ayudas-- y en el que la realidad nos hizo crecer y volver a comprobar la enorme importancia y eficacia de la institución familiar", ha subrayado Rodríguez en declaraciones a Europa Press.

En cuanto al panorama político, para Rodríguez termina un año "nefasto" para las familias pues, según ha detallado, ha estado marcado por "eutanasia, aborto, censura, abandono a las madres embarazadas, politización de la educación de los hijos, ahogamiento a las familias, persecución a la libertad de conciencia y aumento de la crisis demográfica".

"Nada nos queda por hacer salvo seguir proponiendo medidas respetuosas con la vida y dignidad humanas, con las necesidades reales de las familias españolas (en materia de impuestos, de vivienda, de conciliación, de educación, de asignación de recursos para madres en situación de vulnerabilidad), exigiendo el abandono total de ideologías nocivas para el individuo y para la sociedad", ha señalado.

A su juicio, las "legítimas aspiraciones" de las familias, "que no son otras que la justicia, el buen trato y la verdad", se han visto "sofocadas por unas leyes que parecen quererla excluir de su papel como cimiento de la sociedad y de la convivencia".

EL GRAN BASTIÓN ANTE LAS CRISIS

Más allá de la política, considera que acaba un año marcado por "situaciones adversas" como la continuación de la pandemia, grandes heladas o la erupción del volcán en La Palma, en las que "como siempre, ha resurgido lo mejor" de la sociedad y "la familia como gran bastión ante las crisis".

Por ello, de cara a 2022, pide que "se vuelva a legislar con perspectiva de familia", es decir, "que cada una de las leyes que lleguen a aprobarse se pasen por un tamiz que deje pasar lo que beneficia o al menos no perjudica a las familias e impida que sigan adelante disposiciones que atacan la esencia de la familia, la legítima libertad de los padres para educar a sus hijos, desenfocan el vínculo matrimonial y facilitan la ruptura y el desencuentro entre sus miembros".

"Pedimos para este año manifestar cariño por la familia, tratarla con respeto, sin alentar la ceremonia de la confusión que hoy existe con otras formas de convivencia que no hacen familia, propiciando el diálogo y la comunicación fluida y leal con las asociaciones familiares", ha añadido.

En lo que respecta al "panorama asociativo en defensa de la familia y de la vida", Rodríguez destaca que este año que termina han "crecido en unidad y en capacidad de organización y movilización" poniendo de relieve el "éxito de la concentración Cada Vida Importa" el pasado noviembre y "el trabajo de la Asamblea de asociaciones por la Vida, la Libertad y la Dignidad".

Contador