Fomento culmina la fase de enfriamiento de 'Ostedijk'y controlará la temperatura durante las próximas 48 horas

Actualizado 23/02/2007 23:05:41 CET

LA CORUÑA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, informó hoy de que el proceso activado para resolver la descomposición de la carga del buque 'Ostedijk' en la costa gallega está "prácticamente concluido", después de que a las 17.00 horas finalizase la fase de enfriamiento y se procediese a la puesta en marcha de un dispositivo de control de la temperatura.

No obstante, en una rueda de prensa en la Torre de Control de A Coruña, acompañada por el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, Álvarez informó de que la temperatura del buque holandés está ya "por debajo" del umbral considerado de riesgo por los expertos, a partir de 170 grados.

Así, actualmente la mayor parte del carguero está entre los 22 y los 30 grados, si bien la zona más activa registra una temperatura inferior a los 80 grados, y sólo un "punto de extensión reducida" está a 140. Por ello, entre las próximas 24 y 48 horas se mantendrá un dispositivo de control de la temperatura.

Además, la ministra aprovechó su segunda comparecencia de su visita a Galicia con motivo de la conclusión de las operaciones sobre el 'Ostedijk' para subrayar que este caso no tiene "nada que ver" con las circunstancias que rodearon a la catástrofe del 'Prestige' que se desencadenó a partir del 13 de noviembre de 2002.

COMPLEJO DE CULPA

Según ella, el carguero holandés no tiene "ni las mismas condiciones, ni el mismo tiempo", y advirtió de que "por si algún ingenuo se ha podido creer esa comparación, se han dado todas las explicaciones". "Quien haya hecho la comparación debe tener mucho complejo de culpa", juzgó.

Magdalena Álvarez declaró que "hay quien tiene el 'Prestige' dentro de su conciencia y cada vez que hay un incidente con un barco, tratan de compararlo". "Pero no se parece ni en tiempo, ni en condiciones, ni en riesgo ni en nada", reiteró.

A mayores, informó de que la posición elegida para el barco se hizo en función de la decisión de mantenerlo elegido de la población debido a las molestias que los gases de los fertilizantes que portaba, que podrían provocar las irritaciones y mucosidades.

OPERACIÓN

Por ello, defendió el interés por buscar un lugar "adecuado" para que el viento no trasladase la emanación de gases y una zona abrigada para poder trabajar en el barco, tras lo que, preguntada por la posibilidad que hubiera abierto en este caso la existencia de un puerto refugio, subrayó que "cada caso requiere una intervención distinta".

En este sentido, explicó que "sería como tratar de dar la misma medicina a distintos enfermos con distintos enfermedades: a unos los curaría, pero a otros los mataría". Por ello, consideró "muy difícil" establecer un único puerto refugio que pudiera dar respuesta a todos los incidentes que se pueden producir en el mar.

Álvarez explicó que "la clave está en la reacción de las administraciones implicadas", que deben mantener una "gestión adecuada de cada situación y con una información transparente", algo que, según ella, se mantuvo "en todo momento" en el caso del 'Ostedijk' como "ha quedado demostrado".

En su opinión, con el buque holandés "el tiempo ha dado la razón", ya que, "ha sido una decisión acertada". "Nos felicitamos por la decisión", declaró, tras lo que añadió que "si las órdenes son equivocadas, tenemos el 'Prestige', pero si son acertadas...".

DECISIONES

Magdalena Álvarez explicó que "desde el primer momento" la decisión sobre la mejor ubicación del barco se adoptó en base a criterios técnicos que perseguían alejar en todo momento las emisiones de gas de la población y requerían un lugar protegido para poder trabajar en el barco sin riesgo.

La segunda de las decisiones tomadas por el gabinete a la que hizo referencia la ministra fue la de enfriar la carga, algo que, según explicó, respondió igualmente a criterios técnicos que demostraban que la emanación de gases se evitaba con el enfriamiento de la carga.

Álvarez subrayó que la situación estuvo controlada en todo momento y señaló que "la posición y las decisiones tomadas se ha demostrado que fueron las correctas". Además, señaló que sin los medios técnicos con los que se cuenta en la actualidad, como el buque 'Don Inda', "hubiera sido muy difícil controlar un buque de estas características".

COLABORACIÓN

La ministra recalcó además, la estrecha colaboración entre las dos administraciones y elogió la "lealtad" demostrada por el Gobierno gallego desde el principio. Por su parte, el presidente de la Xunta declaró que el contacto fue "constante" y reivindicó la "coordinación efectiva" que, según él, permitió a "seguir la situación al minuto".

Además, Touriño recordó que el próximo martes tendrá lugar una comparecencia "a petición propia" en el Parlamento gallego por parte del conselleiro de Presidencia, José Luis Méndez Romeu, en la que se responderán todas las preguntas de la oposición, "pero también del BNG", en alusión a las demandas competenciales de su socio, el vicepresidente da Igualdade e do Benestar, Anxo Quintana.

Por último, Álvarez garantizó que el barco "no se moverá" hasta que Fomento cuente con los dos certificados que reclama al armador, uno sobre navegabilidad del buque y la carga y otro sobre el estado de la propia carga. La ministra añadió que "exigirán toda la responsabilidad que tengan que exigir al armador". "Ya están contabilizados los costes de la operación y el armador será el primero en conocerlos", concluyó.