Actualizado 27/07/2007 20:00 CET

La Generalitat sancionará a las eléctricas con multas de hasta 30 millones de euros por el apagón de Barcelona

BARCELONA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, José Montilla, anunció hoy que sancionará con multas de hasta 30 millones de euros a las empresas eléctricas responsables del apagón en Barcelona, y recordó que la cuantía de estas multas está prevista en una ley estatal, que se aprobó a principios de julio en el Congreso y que da "nuevas competencias de inspección y sanción" a la Generalitat.

El presidente catalán explicó, no obstante, que estas sanciones "tardarán unos meses" en hacerse efectivas, ya que para imponerlas debe seguirse "un procedimiento garantista", que prevé que deban hacerse evaluaciones periciales y que éstas se trasladen a las empresas, para que puedan hacer alegaciones.

De todos modos, Montilla insistió en que el Govern "llegará hasta el final" en la depuración de responsabilidades y que "no renuncia" a llevar a cabo "acciones legislativas" en este sentido.

Además, el presidente catalán explicó que, hacia mediados de octubre, la Generalitat presentará un plan de inversiones anual y plurianual para la red eléctrica, para "exigir" su cumplimiento a las empresas del sector. La ejecución de este plan también es posible, según Montilla, por la ley estatal que se aprobó recientemente.

INDEMNIZACIONES DESDE EL LUNES

Igualmente, indicó que la compañía eléctrica Fecsa Endesa empezará a pagar indemnizaciones a los usuarios afectados por el apagón de Barcelona a partir del próximo lunes. Ésta fue una de las demandas que el Govern expuso en la reunión que mantuvo hoy con el consejero delegado de Fecsa Endesa, Rafael Miranda, y el presidente de Red Eléctrica Española (REE), Luis Atienza.

Tras cerca de tres horas de reunión en el Palau de la Generalitat, Montilla explicó que Fecsa Endesa pondrá "de forma inmediata" a disposición de los "usuarios domésticos" un teléfono, al que podrán llamar para reclamar sus indemnizaciones, cuya cuantía dependerá del número de horas que haya estado sin luz cada usuario. Los ciudadanos afectados no necesitarán, según Montilla, "acreditar facturas" para percibir las compensaciones económicas, a diferencia de los empresarios o los comerciantes.

Preguntado por el baremo de las indemnizaciones --cuánto se pagará por cada hora sin luz--, Montilla contestó que esto "debe decidirlo la empresa". Sí concretó, en cambio, que Fecsa descontará hasta un 10% de la factura anual a los clientes afectados por el apagón y que las indemnizaciones se reembolsarán en la cuenta corriente de los usuarios.

Por su parte, las empresas y los comerciantes deberán seguir un procedimiento diferente para recibir las indemnizaciones y podrán recurrir al gabinete pericial, que Fecsa Endesa pondrá a su disposición, o a la Junta Arbitral de Consumo. Estos organismos tramitarán, según Montilla, sus reclamaciones "mucho más rápido" que si cada empresa tuviera que recurrir a la vía judicial individualmente. Será un sistema de "indemnizaciones rápidas", subrayó el presidente catalán.

El presidente de la Generalitat subrayó que, "con independencia de a quién se atribuyan las responsabilidades" del apagón, que determinará un expediente informativo que abrirá la Generalitat, Fecsa Endesa se hará cargo de las indemnizaciones porque es la responsable de las pólizas de los usuarios.

En cuanto al expediente informativo, Montilla reiteró que servirá para determinar las causas del apagón y "depurar responsabilidades", al constatar que Fecsa Endesa y REE "no se ponen de acuerdo" sobre lo que provocó el corte del suministro eléctrico.

"Cada una de las empresas tienen una versión no coincidente y por eso las hemos querido escuchar", dijo Montilla, quien remarcó que no es al Govern "a quien le corresponde pronunciarse sobre si una versión o la otra es acertada hasta que se concluya el expediente".

LEY PARA LA CALIDAD DEL SUMINISTRO ELÉCTRICO

También expresó el compromiso del Govern de presentar en el Parlament un proyecto de ley para garantizar la calidad del suministro eléctrico durante el próximo periodo de sesiones.

El presidente catalán concretó que esta ley contemplará que se articulen medidas para garantizar que, si se estropea una subestación eléctrica, haya mecanismos suficientes para preservar el suministro eléctrico. En este sentido, señaló que la ley "obligará" a las empresas eléctricas a tener subestaciones móviles, además de exigirles que "ofrezcan información inmediata" cuando ocurra alguna incidencia.

Durante la reunión, el Govern también trasladó a Fecsa Endesa y a REE la necesidad de "acelerar y aumentar" las inversiones en la red eléctrica catalana, a lo que se comprometieron los representantes de las compañías, según Montilla.

El presidente catalán destacó que, durante los últimos años, las eléctricas han aumentado sus inversiones en Catalunya, pasando de invertir 125 millones en 1998 a destinar 500 millones en 2006. "Ha habido un incremento sustancial, pero seguramente aún insuficiente", señaló.

GRUPOS ELECTRÓGENOS HASTA FEBRERO

En cuanto a la situación actual del suministro eléctrico, Montilla aseguró que el servicio "está reestablecido con cierta precariedad" y explicó que los grupos electrógenos situados cerca de la subestación de Maragall, que aún no funciona correctamente, no podrán empezar a retirarse hasta finales de agosto. Entonces, se retirarán la mitad, pero el resto no podrá abandonar la zona hasta febrero del año que viene "por motivos de seguridad", aunque está previsto que la subestación ya esté a pleno rendimiento con anterioridad.

Preguntado por si las compañías eléctricas habían garantizado que un apagón como el de esta semana no se volvería a repetir, Montilla afirmó que le han dado garantías de que "están haciendo los esfuerzos para que esto no vuelva a pasar".

Respecto a las responsabilidades de la Generalitat en el apagón, Montilla "pidió disculpas" a la ciudadanía por el mal funcionamiento de "un servicio de interés público", que consideró "intolerable". Pese a reconocer que el Govern debe velar por que las compañías eléctricas aseguren un servicio de calidad a la ciudadanía, el presidente catalán remarcó que la Generalitat "ni fabrica ni vende kilowatios" y que la electricidad es suministrada por empresas privadas.

Además, negó que el Govern tuviera información para prever que ocurriría un apagón de estas dimensiones, aunque consideró "una obviedad" que la red eléctrica catalana "no ha crecido al mismo ritmo que el consumo". Además, explicó que la Generalitat no tiene competencias para inspeccionar las instalaciones eléctricas, aunque sí puede supervisar los controles de las propias empresas. En este sentido, afirmó que el cable que se cayó cerca de la subestación de Maragall se inspeccionó hace tres meses.

"La Generalitat cree que ha hecho lo que tenía que hacer en función de sus competencias", aseguró Montilla al ser preguntado por si debían depurarse responsabilidades políticas por lo ocurrido.

El presidente catalán también remarcó, al inicio de su intervención, que comprende la indignación de los afectados y agradeció "el espíritu cívico" de la ciudadanía durante los días que ha durado el apagón, así como el "esfuerzo" de los trabajadores de Fecsa Endesa y REE.

A la reunión de hoy, también acudieron el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, el conseller de Economía, Antoni Castells, el conseller de Interior, Relaciones Institucionales y Participación, Joan Saura, además de la segunda teniente de alcalde, Imma Mayol.

Lo más leído

  1. 1

    Madrid ordena no volver a contratar en el mismo centro a ningún profesional que rechace trabajar en el Zendal

  2. 2

    Almeida anuncia que los autobuses serán gratuitos en Madrid de lunes a miércoles y pide no usar el coche

  3. 3

    José Luis Rodríguez Zapatero publicará un ensayo sobre Borges en septiembre

  4. 4

    Page convoca este lunes Consejo de Gobierno para endurecer las medidas ante el avance del virus

  5. 5

    Podemos pide limitar las pistolas eléctricas de policías para evitar "riesgo de tortura o penas inhumanas"