Actualizado 13/03/2007 22:06 CET

El Gobierno aprobará en este semestre un paquete de medidas urgentes contra el cambio climático

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno aprobará durante este semestre un paquete de medidas urgentes contra el cambio climático en el que el Ministerio de Medio Ambiente trabaja junto al resto de departamentos del Ejecutivo que incluirán reformas fiscales "que tienen que ver con la contaminación de los vehículos", según adelantó hoy la ministra del ramo, Cristina Narbona. La ministra aseguró que España gasta cada año más de 22.500 millones por el sobreprecio del petróleo, y destina apenas 3.000 para reducir su consumo.

En su comparecencia en la Comisión de Medio Ambiente en el Congreso, Narbona explicó que las nuevas medidas se aprobarán en un Consejo de Ministros extraordinario y monográfico sobre el calentamiento global del planeta y sus efectos, en el que se abordarán medidas acerca de los biocombustibles y sobre ahorro y eficiencia energética en edificios públicos, todas dentro del "ámbito de decisión exclusivo del Gobierno central".

Estas medidas supondrán el "plan de acción" que llevará a cabo las líneas de actuación definidas en la Estrategia Española de Cambio Climático y Energía Limpia, pendiente de su redacción final, una vez concluyan las aportaciones de las distintas comunidades autónomas. Narbona destacó, en esta materia, la importancia de las más de 13 iniciativas importantes adoptadas durante la legislatura para atajar los efectos del cambio climático, y enfatizó el liderazgo en esta materia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

La ministra puso como ejemplo el plan de acción aprobado de acuerdo con la Estrategia de eficiencia y ahorro energético, aprobada durante el Gobierno del PP pero sin concreción presupuestaria, y para cuyo cumplimiento el Ministerio de Industria aportó "más de 300 millones de euros, para medidas como electrodomésticos eficientes y apoyo a la movilidad menos contaminante".

"Las cosas van cambiando de forma positiva, aunque por el momento es insuficiente y sabemos cuánto le queda por hacer al país, a los ciudadanos y a las instituciones", dijo Narbona, que apuntó a la cooperación política como instrumento "imprescindible". "Debemos transmitir a los ciudadanos que no van a tener menos bienestar por consumir menos energía", aseguró.

LA ENERGÍA NUCLEAR "NO ES LA SOLUCIÓN"

Asimismo, Narbona expresó el convencimiento del Gobierno en torno a que la energía nuclear "no es la solución" para luchar contra el cambio climático, y planteó la necesidad de interpretar la reducción paulatina de su uso en España "dentro de un compromiso a largo plazo", según dijo, en el plan energético con el horizonte de las próximas dos décadas.

En el debate en la cámara, la diputada 'popular' María Teresa de Lara criticó que Narbona incorpore entre los méritos de la actividad del Gobierno la transposición de directivas comunitarias, y lamentó que el porcentaje de la energía renovable consumida en España "haya descendido en el último año, del 7,4 por ciento en 2004 al 6 por ciento en 2005". Según sus datos, también cargó contra el gasto de 290 millones de euros para la compra de derechos de emisión de gases, frente a los 42 millones destinados a reducir emisiones.

Por su parte, el diputado de IU-ICV Joan Herrera lamentó que en el conjunto de estrategias planteadas carezcan de calendario y de términos concretos, tanto de objetivos como de dotación presupuestaria. A su juicio, la prepuesta de estrategias del Ministerio "adolece de ambición y de compromiso", por lo que propuso que tengan un "desarrollo legislativo para que el Gobierno "no pueda eludir su cumplimiento". Herrera criticó que estas iniciativas contra el cambio climático no estén apoyadas por el Ministerio de Economía y Hacienda en línea con una nueva fiscalidad "contra la contaminación", y puso como ejemplos la construcción de otros 6.000 kilómetros de autovías, que pondrán a España "a la cabeza de carreteras por habitante en el mundo".

Por ello, propuso la creación de una Ley de Energías Renovables, otra sobre el Uso eficiente de la energía, acerca de Movilidad Sostenible, o una Reforma fiscal ecológica.

En términos similares se expresaron los diputados Georgina Oliva (ERC) y Carles Campuzano (CiU), que exigieron mayor concreción para que el plan "sea operativo" y demandaron compromisos en materia de energía nuclear, biocombustibles, y la colaboración con las comunidades autónomas.