El Gobierno de Navarra está dispuesto a facilitar la repatriación de Ochoa de Olza si la familia lo desea

Actualizado 23/05/2008 12:33:32 CET

PAMPLONA, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, lamentó hoy la "triste noticia" del fallecimiento del montañero Iñaki Ochoa de Olza y explicó que el Ejecutivo se mantiene en contacto con la familia para "hacer cuantos trámites sean necesarios para proceder a la repatriación" del fallecido.

No obstante, Miguel Sanz afirmó, en declaraciones a los periodistas, que primero es necesario conocer la voluntad de la familia a este respecto, ya que "puede ocurrir que la familia no quiera repatriar al montañero y cumplir alguna voluntad del fallecido".

Sobre el fallecimiento de Ochoa de Olza, Sanz lamentó que, "desgraciadamente, todo los intentos han sido vanos y la muerte del montañero parece una realidad". "Vamos a seguir estando con la familia e intentando hacer lo que la familia requiera", dijo.

El jefe del Ejecutivo foral afirmó que la muerte de Iñaki Ochoa de Olza significa "una gran pérdida para Navarra, porque era un referente del montañismo y al mismo tiempo era una persona tremendamente comprometida con el medio ambiente, con la montaña y con el mundo rural". "Era un icono dentro de esta actividad deportiva, tan específica, y al mismo tiempo tan vinculada a las aficiones de muchos navarros, añadió.

Por su parte, la presidenta del Parlamento de Navarra, Elena Torres, lamentó la muerte del montañero y trasladó sus condolencias a la familia al inicio de la sesión plenaria en el Legislativo.