La Guardia Civil recibe otras tres denuncias de personas a las que la mujer de Sitges ofreció a su hija

Actualizado 24/08/2007 19:14:38 CET

BARCELONA/ MADRID, 24 Ago. (OTR/PRESS) -

La Guardia Civil recibió tres denuncias más de personas a las que la mujer de Sitges detenida el pasado domingo y posteriormente puesta en libertad con cargos ofreció a su hija de dos años para realizar actos sexuales a cambio de dinero. Los agentes están investigando si estas operaciones se habían producido en más de una ocasión y si se repitieron en más locales. En un principio, los agentes han determinado que la madre no intentaba ofrecer también a su hijo mayor de siete años, que ahora vive con su padre junto a su hermana. Además, la Policía pide la colaboración ciudadana para saber el número de veces que la mujer intentó cometer este delito.

Aumenta el número de locales de Sitges (Barcelona) en los que María Jesús A.C., de 33 años ofreció a su hija de dos años para realizar actos sexuales a cambio de dinero. La Guardia Civil ha recibido tres denuncias más de personas que aseguran que en otros locales de Sitges también se produjo el ofrecimiento de la mujer, que, según decía, se veía obligada a hacerlo al no llegar a fin de mes porque su ex marido no le pasaba la pensión.

La mujer, residente en la localidad barcelonesa de Sant Pere de Ribes, fue detenida el pasado domingo acusada de un delito de corrupción de menores aunque ahora se encuentra en libertad con cargos. Además, en el momento de la detención poseía una cantidad sin determinar de cocaína. Aparte de la niña de dos años, la mujer tiene otro hijo de siete, que se encontraba en un bar cercano mientras su madre ofrecía a su hermana, sin constar si estaba al cuidado de alguien. Sin embargo, según las primeras investigaciones de la Policía, las intenciones de la madre no se extendían al hijo mayor.

AYUDA CIUDADANA

Las investigaciones de la Policía se centran ahora en determinar si los niños, cuya tutela fue retirada a la madre y se encuentran con su padre, son víctimas de abusos, aunque en principio la madre sólo centraba sus ofrecimientos en la niña de dos años a cambio de dinero.

Además, los agentes se centran en aquellos locales en los que se solía ver a la mujer con sus hijos, para determinar si intentó ofrecer a la pequeña en más locales y si se trata de un único acto delictivo o si constituía una situación habitual.

Estas tres últimas denuncias se suman así a la del propietario del local que avisó a la Policía tras haber recibido la oferta de la mujer en la que le permitía mantener relaciones sexuales con su hija a cambio de dinero. Tras esta denuncia, fue posible la detención de la mujer, por lo que los agentes llaman a la colaboración ciudadana que aporte datos que ayuden a determinar las veces que llevó a cabo este delito.