Actualizado 18/12/2016 12:43 CET

¿Ha habido más nacimientos o fallecimientos en tu provincia durante el primer semestre de 2016?

Saldo vegetativo por provincia durante el primer semestre de 2016.
EUROPA PRESS

MADRID, 18 Dic. (EDIZIONES) -

España ha registrado más muertes que nacimientos durante el primer semestre de 2016, según los datos recogidos en el informe del Movimiento Natural de la Población, publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La cifras globales de muertes sobre nacimientos en el país apuntan a un total de 12.998 personas fallecidas más que las nacidas durante la mitad del presente año, un dato que a nivel autonómico refrendan todas las comunidades autónomas del norte y el centro del país, a excepción de la Comunidad de Madrid.

ASTURIAS PREOCUPA POR SU CAÍDA NATURAL DE POBLACIÓN

Por provincias, las diferencias regionales posicionan a dos autonomías uniprovinciales, Madrid y Murcia, como las que más nacimientos frente a muertes han registrado. La capital del país suma 8.013 nacimientos más que fallecimientos, experimentando así el mayor crecimiento poblacional por causas naturales, al margen de migraciones u otros cambios demográficos. Murcia, por su parte, registró los 1.582 nacimientos más que fallecimientos.

Al otro lado del espectro, Asturias experimenta una preocupante diferencia de 3.522 personas fallecidas más que nacidas, convirtiéndose de este modo en la región, a nivel provincial, que mayor decrecimiento natural ha experimentado. Le sigue A Coruña, con 2.475 muertes frente a nacimientos.

LAS CIUDADES MÁS POBLADAS Y EL SUR REGISTRAN MÁS NACIMIENTOS

El número de nacimientos ha sido mayor, como es lógico, en las provincias más pobladas. Madrid, Barcelona y Valencia lideran la lista de nacimientos, aunque registran importantes diferencias entre ellas: Madrid alcanzó los 30.654 alumbramientos, Barcelona 22.458 y Valencia 10.328. Es notable también la natalidad registrada durante el primer semestre del año en las provincias de Sevilla, Málaga, Cádiz, Murcia y Baleares.

Por el contrario, la natalidad presenta números menores al millar en un importante número de provincias interiores y ya de por sí poco pobladas. Huesca, Teruel, Segovia, Ávila, Zamora, Palencia, Ourense y Cuenca, además de las dos ciudades autónomas, registran la cifras más bajas de nacimientos durante el primer semestre de 2016. De todas estas provincias, alerta especialmente Soria, que no alcanzó los 300 nacimientos entre el 1 de enero y el 30 de junio del presente año.

MÁS MUERTES EN ASTURIAS, VIZCAYA Y A CORUÑA, JUNTO A LAS MÁS POBLADAS

La mortandad también figura condicionada por las cifras demográficas. En este caso, se repiten los datos más altos en Madrid, Barcelona y Valencia, aunque es la provincia catalana la que más fallecidos ha registrado en el primer semestre, con 23.540, casi un millar más que Madrid. Además, Asturias, Vizcaya y A Coruña se suman a varias provincias del sur dentro de las que superaron las 5.000 personas muertas.

De igual modo, varias de las provincias menos pobladas del país son las que menos fallecimientos han registrado. Teruel, Soria, Segovia y Ávila no superaron las 1.000 muertes entre enero y junio, siendo de nuevo la provincia soriana la que registra el dato más bajo: 626 fallecidos. Los datos apuntan a que la mayoría de provincias españolas se movió en unas cifras de entre 2.000 y 5.000 muertes en los seis primeros meses del año.

¿EN QUÉ PROVINCIAS TUVIERON MÁS EFECTO ESTOS NÚMEROS?

Zamora es, en términos relativos, la provincia que registra unos efectos más negativos de estos registros. Comparado el informe del Movimiento Natural de la Población con los últimos datos demográficos del INE, correspondientes al 1 de enero de 2016, en la provincia castellanoleonesa han nacido dos personas y muerto casi ocho por cada mil habitantes a lo largo del primer semestre. Estos porcentajes de 0,26% zamoranos nacidos y 0,79% fallecidos son, respectivamente, el más bajo y el más alto de toda España.

Tanto en términos de alta mortalidad como baja natalidad, los puestos más altos incluyen, además de Zamora, a Ourense, Lugo, León, Asturias, Soria, Palencia y Ávila.

Almería fue la provincia que más nacimientos registró respecto a su población actual, con más de cinco nacimientos por cada mil habitantes. Solo la superan las dos ciudades autónomas, Ceuta y Melilla: la primera alcanza casi los seis alumbramientos por millar, mientras que Melilla registra más de ocho. Tras Almería, Murcia, Madrid y Álava son las provincias que mayor natalidad registraron.

Las ciudades autónomas son también las que tuvieron una menor mortalidad, ya que ambas registraron tres fallecimientos por cada mil habitantes. Las Palmas, Madrid y Baleares son las tres provincias que menos muertes registraron, proporcionalmente, todas ellas con más de tres personas fallecidas por millar.