Haidar reclama volver en las "mismas condiciones documentales"

Actualizado 03/12/2009 0:40:12 CET
Actualizado 03/12/2009 0:40:12 CET

Haidar reclama volver en las "mismas condiciones documentales"

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

La activista saharaui Aminattou Haidar rechazó este miércoles todas las ofertas realizadas por parte del Gobierno español para solucionar su situación y reclamó el retorno a El Aaiún (Sáhara Occidental) "en las mismas condiciones documentales en las que se le trasladó forzasamente" a España.

En un comunicado, la plataforma de solidaridad con Haidar recordó al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero que ésta "únicamente reclama el cumplimiento de la legalidad internacional y del derecho interno español, el respeto a sus derechos humanos y que se la retorne a su casa con sus hijos y su familia en El Aaiún en las mismas condiciones documentales en las que se la trasladó forzosamente a España, y ahora contando con su voluntad de regresar".

En respuesta a la oferta realizada para que solicite ante las autoridades consulares marroquíes un nuevo pasaporte marroquí, la plataforma incidió en que esta opción "excede de la soberanía y competencias de España" --nadie puede dar lo que no tiene, acotó--, además de recordar que Haidar ya tiene pasaporte en vigor hasta mayo del próximo año (prorrogable por otros cinco años más) y que el hecho de no tener pasaporte "no es obstáculo para la salida de España" ni le puede "impedir entrar en su propio país sin que Marruecos viole el Pacto".

En la misma línea, señaló que, según los convenios de Ginebra y el Derecho Humanitario, un Estado que ejerce la ocupación sobre un territorio no autónomo --en referencia al Sáhara Occidental--, tiene la obligación de dotar de protección y documentación a la población autóctona, así como a "no forzar su traslado y a no alterar su población" y también tiene prohibido "convertir de forma colectiva a los habitantes" de ese territorio "en nacionales suyos".

Tampoco considera una solución satisfactoria acogerse al estatus de refugiada, ya que el mismo le "impide el regreso" a El Aaiún, ni adquirir la nacionalidad española en la medida en que esta opción implica "necesariamente" que renuncie a la nacionalidad que ahora ostenta, de modo que Marruecos "podrá decidir su rechazo o admisión como con cualquier otra persona extranjera que ostente nacionalidad distinta a la marroquí".

Asimismo, alegó que si Haidar tuviera nacionalidad española, el Gobierno de Zapatero, "en el ejercicio de su soberanía y en la protección de sus nacionales, no podrá garantizar ni la entrada ni la permanencia de Aminattou Haidar en el Sáhara Occidental dada su condición de extranjera en dicho territorio". "Por tanto, si Marruecos le negase la entrada, sería España quien colaboraría a separar a Haidar de sus hijos, su familia, su tierra".

Por último, sobre esta última propuesta, la plataforma también incidió en que el derecho a solicitar y adquirir la nacionalidad española ampara a Haidar "dado que su madre ya la posee". Por todo ello, rechazó todas las ofertas realizadas por parte del Gobierno y reclamó la restitución de su situación anterior a la de su expulsión.

Haidar ya rechazó la "inaceptable" oferta hecha pública por las autoridades marroquíes de concederle un pasaporte que le permita volver a El Aaiún si declara que es marroquí de nacionalidad y pide perdón a Mohamed VI.