Actualizado 24/03/2007 15:24 CET

La hermandad de Los Dolores de Córdoba readmite "de forma extraordinaria" a las dos costaleras expulsadas

CÓRDOBA, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Gobierno de la Hermandad de la Virgen de los Dolores de Córdoba acordó anoche, tras varias horas de reunión, readmitir "de forma extraordinaria" en la cuadrilla de costaleros a Elisa Márquez y María Jesús Castón, las dos mujeres que fueron expulsadas por las "situaciones incómodas" que se puedan producir si compartían espacio con los hombres.

En un comunicado remitido a Europa Press, la Junta de Gobierno, además de avisar de que no volverá a manifestarse sobre este asunto, explicó que, pese a la readmisión, "se ratifica en su oposición a la existencia de cuadrillas mixtas".

Así, la hermandad respondía al comunicado emitido ayer por la Delegación Diocesana de Hermandades y Cofradías de Córdoba en el que se instaba a Los Dolores a "reconsiderar los hechos y tratar de alcanzar una solución acorde con la caridad cristiana".

Asimismo, avanzó que, en caso de que la Iglesia haya elaborado un nuevo estatuto marco para las cofradías, la hermandad "se ceñirá" a lo que en éste se disponga, mientras que, "si existe un vacío legal, se resolverá por votación en la Asamblea General, máximo órgano de la cofradía". De esta parte, sostuvo que la decisión de aceptarlas se debe a "la imposibilidad de que se forme ahora una cuadrilla de mujeres por el escaso tiempo que queda para el comienzo de la Semana Santa".

Seguidamente, la Hermandad criticó la forma en la que han actuado las personas que se oponían a la decisión de excluir a las costaleras y "lamentó" las declaraciones públicas en las que se ha acusado a los miembros de la junta con, a su juicio, "razones falsas, incompletas, sectarias, injustas y demagógicas".

Al hilo de esto, recordó que Los Dolores ha sido una de las cofradías pioneras, desde 1980, en la inclusión de mujeres en la estación de penitencia. Además de los "roces indecorosos", la junta de gobierno de la hermandad expulsó el lunes a las jóvenes "por una cuestión de operatividad, ya que la diferencia de condición física que existe entre hombres y mujeres dificulta la labor de la cuadrilla".