Actualizado 21/05/2007 22:10 CET

El histórico velero 'Cutty Sark' sufre graves daños por un incendio que la Policía considera "sospechoso"

LONDRES, 21 May. (EUROPA PRESS) -

El legendario barco británico 'Cutty Sark', una de las reliquias navales más veneradas por los ingleses, ha sufrido graves daños a causa del incendio que se declaró esta mañana. Aunque las autoridades policiales han calificado el incendio de "sospechoso", de momento no se han encontrado pruebas de que haya sido intencionado.

Los bomberos fueron alertados a las 4:45 horas (5:45 en España) y las llamas fueron apagadas a las siete de la mañana (ocho de la mañana en España). "En estos momentos partimos de la idea de que el fuego es sospechoso, como hacemos con cualquier incendio de esta importancia", declaró el inspector Bruce Middlemiss, de la Policía Metropolitana.

Las cámaras de vigilancia habían captado a varias personas en la zona en el momento en que comenzó el incendio, pero no hay pruebas de que estén implicadas en el desastre. "No hay evidencias que nos permitan pensar en un incendiario", añadió Middlemiss.

Un portavoz de la Brigada de Bomberos de Londres ha afirmado que cualquier sospecha sobre la causa del siniestro es "pura especulación". "Una vez que el incendio haya sido sofocado, enviaremos investigadores para establecer qué fue lo que lo provocó", añadió, citado por la BBC.

LA RESTAURACIÓN

El barco, principal atracción del Museo Marítimo de Greenwich (en el sureste de Londres), había sido cerrado a los visitantes el año pasado para llevar a cabo unas obras de restauración valoradas en 25 millones de libras esterlinas (37 millones de euros). Los responsables del cuidado del barco, que se encuentra en dique seco, ya han anunciado que están decididos a proseguir con el proyecto de restauración.

"Vamos a redoblar nuestros esfuerzos para garantizar que el barco sigue abierto y disponible", declaró el director de Cutty Sark Enterprises, Chris Livett, quien informó de que la mayoría del material del barco, incluidos los mástiles, ya había sido retirado como parte del actual proyecto de restauración.

"Ya habíamos retirado el 50 por ciento de las placas de madera, por lo que la mitad de ellas no estaban 'in situ' y se encuentran a salvo y seguras", prosiguió. "Creo que cuando acabemos con este proyecto será mejor de lo que era hace un año, cuando se comenzó", añadió a la prensa.

No obstante, el jefe ejecutivo del consorcio 'Cutty Sark', Richard Doughty, en declaraciones a la BBC se mostró menos optimista. "Cuando se pierde la fábrica original se pierde el toque del artesano, se pierde la propia historia", declaró. "Lo especial del 'Cutty Sark' son las maderas, las estructuras de hierro, que fueron a los mares del sur de China, y me resulta inimaginable que algo así pueda ser amenazado de una u otra forma", añadió.

HISTORIA DEL BARCO

El 'Cutty Sark' es el único superviviente de un tipo de barco particularmente revolucionario para su época, el 'Clíper', un velero de transporte mucho más ligero que el resto de sus contemporáneos. Con 85 metros de eslora y 963 toneladas de peso, su mástil principal se eleva 46,3 metros sobre la cubierta principal.

El velero 'Cutty Sark' fue botado el 22 de noviembre de 1869 en Dumbarton (Escocia). El barco había sido encargado por John 'Jock' Willis, un comerciante que dejó todos sus ahorros en el proyecto con la intención de conseguir la victoria en la regata que todos los años realizaban los veleros que traían a Reino Unido la nueva cosecha de té desde China.

El 'Cutty Sark' partió por primera vez de Londres el 16 de febrero de 1870, para un viaje de tres meses en los que rodeó el Cabo de Buena Esperanza con destino a Shanghai. En los siguientes años efectuó ocho viajes a China relacionados con el comercio de té.

La llegada de los barcos de vapor y la apertura del Canal de Suez, que unió el Mar Rojo y el Mediterráneo, permitiendo evitar el rodeo de todo el continente africano para llegar a Asia, y que además no era accesible para veleros, determinaron el futuro de este barco.

Tras "abandonar" el té, el 'Cutty Sark' fue utilizado para el comercio de la lana, y posteriormente, después de batir algunos récords de velocidad, pasó a manos portuguesas y cubrió la ruta entre Portugal con Brasil y Nueva Orleans hasta 1922.

Ese año regresó a Reino Unido para ser reparado. Fue restaurado por el capitán Wilfred Dowman, y tras su muerte en 1938, su viuda lo cedió a la escuela náutica Thames Nautical Training College de Greenhithe, donde se convirtió en un barco escuela para los jóvenes cadetes.

En 1951 fue amarrado en Londres con motivo del Festival de Reino Unido. Poco después fue adquirido por la Sociedad Cutty Sark, que lo convirtió en la principal atracción del Museo Marítimo de Greenwich.

En 1923, los asociados de Berry Bros & Rudd, comerciantes de vino y licores, decidieron elegir el nombre de 'Cutty Sark' para su nuevo whisky. El barco da también nombre a la más famosa regata de veleros del mundo.