Juan José Millás dice que "ir a la escuela es como ir a Marte" porque no tiene "ninguna conexión" con la vida

Actualizado 10/07/2007 20:39:55 CET

La literatura ha de ser un "cojín" para el placer, opinó, y "es un error que un niño de 13 años tenga que leer el Poema del Mío Cid"

SANTANDER, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El escritor y periodista Juan José Millás sospechó hoy que "ir a la escuela es como ir a Marte" porque que en el momento actual "no hay ninguna conexión entre la escuela y la vida", según consideró hoy en la conferencia previa a su intervención en el ciclo los 'Martes Literarios', de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander.

Millás destacó que "para empezar" no hay ordenadores en las aulas, que, por los tiempos que corren, es como imaginar "que no hubiera paredes". Según el escritor, el cambio tecnológico "ha ido a tal velocidad" que la escuela "no se ha podido poner a la altura".

Además, los profesores se han convertido en "antiguallas" porque están "desfasados" de la actualidad. A su juicio, lo "raro" es que los adolescentes aprueben porque lo que estudian "nada tiene que ver" con sus preocupaciones e inquietudes. "Si un chaval, saca todo sobresalientes yo se lo haría mirar", bromeó el autor de 'No mires debajo de la cama'.

En este sentido, el columnista aseguró que en la asignatura de lengua es donde más fracaso escolar se produce, situación "incomprensible" para él, por ser una habilidad que se emplea cada día. "Cualquier frase que usa un niño de cinco años implica un competencia lingüística impresionante", apuntó Millás, al que le resulta "sorprendente" que se suspenda la gramática.

PLACER POR LA LECTURA

Uno de los "errores", que a su parecer, se comete en el sistema educativo es el de unir en una misma asignatura las materias de lengua y literatura. La literatura ha de ser un "cojín" para el placer, opinó, y "es un error que un niño de 13 años tenga que leer el Poema del Mío Cid". "A ciertas edades, el único sentido de leer es el placer, luego uno ya se irá interesando por cuestiones más formales", argumentó el creador de 'Trilogía de la soledad'.

Desde su punto de vista, el hábito de la lectura se adquiere para obtener respuestas que no da "el mundo". "Uno empieza a leer porque necesita identificarse con una persona que empieza una aventura", opinó.

La lectura en la adolescencia "propone modelos de conducta que son reversibles", un día puedes ser marinero, otro detective y otro un asesino, explicó Millás, para quien los adolescentes buscan modelos en los que identificarse, por vivir una edad caracterizada por la "indefinición", y por eso es "tan bueno leer en esta etapa de la vida".

EL MILAGRO DEL LENGUAJE

Sobre la charla que dará por la tarde en la UIMP, titulada 'El descubrimiento del mundo', Millás avanzó que abordará su relación con el lenguaje, en la etapa de adquisición, durante la infancia. "La adquisición del lenguaje me parece un milagro porque es algo tan complicado y arbitrario que me resulta un misterio cómo conseguimos hablar", relató.

En su caso esta etapa fue "especialmente problemática", según contó, porque le "extrañaban mucho" las palabras. En su infancia, el periodista sintió que las palabras "tenían cierta textura y corporeidad". Para ilustrar lo que quería decir citó, por ejemplo, el caso de la palabra sentina -cloaca- en el que su sonido y significado "nada tienen que ver".