Publicado 21/02/2015 19:31:41 +01:00CET

Junta de C-LM destaca que la comunidad cuenta con "excelentes" mecanismos que detectan problemas de salud pública

GUADALAJARA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

La directora general de Salud Pública, Drogodependencias y Consumo, María Dolores Rubio, ha asegurado que Castilla-La Mancha cuenta con un excelente sistema sanitario "como así lo demuestran los diferentes indicadores de salud, especialmente el que hace referencia a la calidad de vida que nos sitúa entre los más altos de la Unión Europea".

Esta situación, ha explicado Rubio, "genera que aumente el nivel de exigencias de los servicios de Salud Pública ante posibles riesgos o problemas que puedan surgir en esta materia y nos obliga a dar una respuesta rápida y eficaz", ha informado la Junta en nota de prensa.

Para ello, Castilla-La Mancha dispone de un Centro Regional de Notificación y de los mecanismos necesarios para recibir las notificaciones "y poner en marcha las actuaciones necesarias como marcan los protocolos dispuestos para cada caso: problemas que puedan afectar a los consumidor o el abordaje de algún tipo de enfermedad que pudiera poner en riesgo a la población", ha puntualizado.

En el año 2014 se recibieron 2.913 alertas de productos alimentarios, mientras que de consumo fueron 3.157. Esto ha permitido incautar productos y evitar que lleguen al consumidor y causar algún tipo de problema.

María Dolores Rubio ha hecho estas declaraciones durante su intervención en una jornada técnica formativa dirigida a técnicos sanitarios, en concreto a farmacéuticos y veterinarios, organizada por los Servicios Periféricos de Sanidad y Asuntos Sociales de Guadalajara. En la misma ha estado presente la coordinadora provincial de Sanidad y Asuntos Sociales de Guadalajara, Carmen González.

El objetivo de esta sesión se ha centrado en actualizar los conocimientos del personal sanitario de la administración regional en relación con la gestión de las alertas alimentarias, nuevos aspectos legislativos, procedimientos normalizados de actuación o los flujos de transmisión de la información.

Por otro lado, también se han tratado aspectos relacionados con nuevas tecnologías y sobre la información que se tiene que trasladar a los consumidores y sociedad en general ante la existencia de una alerta o crisis alimentaria así como los riesgos asociados según el tipo de notificación o problema existente.