La lamprea marina podría ayudar a evitar la extinción de las almejas de río, según investigadores del MNCN-CSIC

Publicado 18/07/2019 14:46:12CET
Ejemplar de M. Aricularia liberando masas de gloquidios
Ejemplar de M. Aricularia liberando masas de gloquidios - MNCN

   MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La almeja de río M. auricularia es una especie al borde de la extinción pero la lamprea marina Petromyzon marinus podría facilitar su supervivencia y ayudar a contrarrestar el declive de esta especie, según concluye un estudio realizado por investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC).

   El estudio, realizado después de varios años de investigación sobre las almejas de río y la Margaritifera auricularia en particular, concluye que la lamprea marina Petromyzon marinus se podría utilizar para reforzar las poblaciones de las náyades o almejas de agua dulce. Con este estudio han descubierto además dos especies que, de manera menos eficiente, también podrían actuar como hospedadoras.

   En ese sentido, factores como la construcción de presas, la contaminación de las aguas o el aumento de la temperatura también provocan que el grupo de las náyades se enfrente a más problemas para sobrevivir en los ríos.

   Según apunta el estudio del CSIC, la M. auricularia es una de las especies cuya supervivencia está mucho más comprometida, ya que en la actualidad quedan algunos grupos de poblaciones envejecidas; uno en la cuenca del Ebro y otros en cuatro cuencas hidrográficas francesas.

   En el caso de la almeja de río, la desaparición de las especies que actuaban como hospedadoras de sus larvas (gloquidios) han sido uno de los principales factores para que sus poblaciones hayan disminuido en un 90 por ciento en los dos últimos siglos.

   Uno de los investigadores del MNCN, Joaquín Soler, ha contextualizado que el esturión europeo era considerado "el hospedador principal de M.auricularia". Además, "fue desapareciendo a lo largo del siglo XX y actualmente está prácticamente extinto".

   Sin embargo, Soler concluye que pese a que el número de ejemplares juveniles es muy escaso, han encontrado evidencias de una reproducción reciente de M.auricularia en los ríos franceses Vienne y Creuse, donde el esturión desapareció tiempo atrás.

NUEVOS HOSPEDADORES, NUEVAS ESPERANZAS

   Durante la investigación se han detectado tres nuevas especies hospedadoras para M. auricularia que son, aparte de la lamprea marina, el espinoso y el siluro, lo que supone un rango de huéspedes más amplio de lo que se pensaba anteriormente.

   Por otro lado, los resultados del estudio han mostrado que P. marinus ha desempeñado un "papel clave" en prevenir la extinción total de M.auricularia en Francia después de la desaparición del esturión europeo. Sin embargo, en la cuenca del Ebro, la lamprea marina dejó de poder remontar el río a partir de la construcción de grandes presas a mediados del siglo XX.