Libertad bajo fianza para la mujer y el cuñado de Roca, de 90.000 y 60.000 euros, respectivamente

Actualizado 15/03/2007 21:07:22 CET

MARBELLA (MÁLAGA), 15 Mar. (OTR/PRESS) -

El juez decretó una fianza de 90.000 euros para María Rosa Jimeno, esposa de ex edil de Urbanismo marbellí Juan Antonio Roca, y de 60.000 euros para el cuñado de éste, Antonio Jimeno. María Roca Jimeno, hija del presunto cerebro de las corruptelas marbellíes, quedó hoy en libertad, pero sin fianza, tras prestar declaración ante el juez. A la misma situación se acogió Karen M.M., empleada de una inmobiliaria de Murcia propiedad de Roca. Todos ellos fueron detenidos ayer acusados de blanqueo de capitales.

El juez tomó hoy declaración a los cuatro arrestados ayer por orden directa del magistrado Miguel Ángel Torres en el marco de la operación Malaya. Llegaron al juzgado a las 9.55 horas de hoy. La hija y la mujer de Juan Antonio Roca lo hicieron en el mismo coche policial, mientras que el cuñado y la cuarta persona, empleada de una inmobiliaria propiedad del constructor, en otro.

Tras responder a las preguntas, el magistrado fijó una fianza de 90.000 euros para María Rosa Jimeno, mujer de Roca. Para el cuñado del constructor la cantidad es inferior, quedándose en 60.000 euros. Sobre los arrestados sobrevuelan las sospechas de blanqueo de capitales, en los que la compra de billetes de lotería premiados podría ser sólo uno de los instrumentos de limpieza de billetes.

LIBERTAD SIN FIANZA PARA LA HIJA

Los arrestados, todos del entorno de Juan Antonio Roca, pasaron hoy por la mañana a disposición judicial. Se tomó declaración a todos ellos, en el caso de María Roca Jimeno de forma breve y directa. En cinco o diez minutos, se cuestionó a la joven de 23 años acerca de la existencia de una cuenta bancaria y de si le había tocado alguna vez la lotería. La joven negó ambas cuestiones. El abogado de María Roca dijo que su cliente se encontraba sorprendida por todo lo que había sucedido, especialmente por la detención, producida en el colegio mayor madrileño donde reside.

También en libertad sin fianza quedó Karen M.M., única de los detenidos que no es familia de Roca. La propietaria de una inmobiliaria en Murcia prestó declaración durante una media hora, según su defensa, en la que tuvo que aclarar asuntos relacionados con las loterías y un dinero depositado en un banco murciano. El letrado asegura que Karen M.M. no conoce nada relativo a ningún premio de lotería, por lo que debe haber una confusión respecto a su arresto.

Se da la circunstancia de que en el momento en que estaban prestando declaración los detenidos, en las instalaciones judiciales se encontraba también otro de los sospechosos de la operación Malaya, el ex concejal del Ayuntamiento de Marbella Francisco Javier Lendínez. El imputado estaba llamado a declarar por cuatro de las 27 diligencias que tiene abiertas por presuntas irregularidades en convenios urbanísticos y tasación de terrenos.