Actualizado 19/11/2007 20:16 CET

Libertad provisional para 4 de los detenidos tras los disturbios de la marcha antifascista en Barcelona

BARCELONA/MADRID, 19 Nov. (OTR/PRESS) -

La titular del Juzgado de Instrucción número 15 de Barcelona dejó hoy en libertad provisional a cuatro de los detenidos en la marcha antifascista que se llevó a cabo el sábado por la noche en el centro de la Ciudad Condal. Mientras, la Generalitat salió al paso de las acusaciones del Sindicato de Policías de Cataluña (SPC) de que la Consellería de Interior diera órdenes a los Mossos de no actuar contra ciertos colectivos, y a las que se han sumado PP y CiU. El propio conseller de Interior, Relaciones Institucionales y Participación de la Generalitat, Joan Saura, aseguró que la actuación de la Policía catalana fue "totalmente proporcionada y evitó males peores".

La manifestación antifascista que congregó a un millar de personas en el centro de Barcelona, donde se produjeron violentos enfrentamientos entre los concentrados y los Mossos d'Esquadra. La marcha se saldó con 22 agentes heridos, uno de ellos todavía en observación por un corte en la cabeza, y un número indeterminado de heridos en el lado de los manifestantes, que arrojaron botellas, piedras y objetos que iban encontrando, como vallas de obras, contra la sede de la Consellería de Interior.

Después de varias horas declarando ante la titular del Juzgado de Instrucción número 15 de Barcelona, en funciones de guardia, la magistrada decidió imputar a los cuatro detenidos que hoy pasaron a disposición judicial los delitos de desórdenes públicos y atentado contra agentes de la autoridad. Un quinto detenido, menor de edad, pasó ayer a disposición de la Fiscalía de Menores, mientras que los dos últimos arrestados ya fueron puestos en libertad por los Mossos d'Esquadra el mismo domingo.

Mientras, los altercados que el sábado vivió la Ciudad Condal se han convertido ya en el arma arrojadiza de la clase política catalana. El propio conseller de Interior defendió en declaraciones a los periodistas "la actuación profesional y eficaz" de los agentes de la Policía autonómica frente a las críticas de los grupos políticos de la oposición. Sobre las denuncias del SPC de que los Mossos han recibido órdenes de no actuar contra ciertos colectivos, Saura explicó que los dispositivos policiales de este tipo "se deciden técnicamente, por lo que no hay ninguna intervención de los responsables políticos".

INVESTIGACIÓN INTERNA

En esta línea, el conseller de ICV-EUiA reclamó a PP y CiU que "salgan de su intento de deslegitimar el hecho de que una fuerza política pueda tener la Consellería de Interior". "Me hubiese gustado que la oposición condenara los hechos y felicitara la actuación de los Mossos", sentenció Saura, que recordó que la oposición pide su dimisión "prácticamente desde antes de tomar posesión del cargo" y "esto no pasará en esta legislatura", aseguró el conseller, que pidió respeto por los resultados electorales y las mayorías parlamentarias.

Del mismo modo, el secretario de Seguridad Pública de la Consellería de Interior, Joan Delort, anunció que, ante las acusaciones de SPC y los partidos políticos, el departamento abrirá "una comisión de investigación interna". "Si es cierto, quiero saber quién, cuándo y a quién", proclamó Delort, que señaló que las acusaciones "no vienen de cualquiera", sino de un sindicato policial, por lo que pidió que "formalmente declare y certifique los comandos que han dicho que no se debía actuar y se tenía que ser tolerante y no cumplir con su función".