Más de 1.700 conductores bajo los efectos del alcohol o las drogas en tres días

Actualizado 18/08/2016 13:04:47 CET
DGT
JOSE ALBALADEJO ROS

MADRID, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Tráfico (DGT) puso en marcha durante el fin de semana --los días 12, 13 y 14 de agosto-- una vigilancia especial de alchol y drogas, que ha terminado con la denuncia de 1.785 conductores en sólo tres días.

Según ha informado el organismo, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC) realizaron en esos días un total de 82.136 pruebas, de las cuales 333 dieron positivo al test de drogas y 1.452 al de alcohol.

Concretamente, los agentes han realizado 899 pruebas de detección de drogas a conductores que presentaban algún síntoma de haber ingerido alguna sustancia, habían cometido alguna infracción o que se habían visto implicados en un accidente. De estos 899 conductores sometidos al test salival para comprobar la presencia de drogas en su organismo, 333 resultaron positivas, es decir el 37 por ciento del total.

Como viene siendo habitual, entre las drogas más consumidas están el cannabis (240 casos), la cocaína (107 casos), las anfetaminas (65 casos), metanfetaminas (44) y opiáceos (22) .

En lo referente al alcohol, en la campaña realizada en estos tres días, se han realizado 81.237 pruebas y 1.452 conductores dieron positivo, de ellos, 1.300 detectados en controles preventivos, 71 tras haber cometido una infracción, otros 72 por estar implicado en un accidente. Además, otros 9 presentaban síntomas evidentes de ingesta de alcohol.

La DGT apunta que, de los 1.452 conductores que dieron positivo, a 1.260 se les ha abierto expediente sancionador por vía administrativa, mientras que a los 192 restantes se les han instruido diligencias para su posterior traslado a la autoridad judicial por superar la tasa de 0,60 mg/l en aire espirado. Además, contra 6 conductores se han abierto diligencias y han sido puestos a disposición judicial por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia.

Tráfico destaca un caso en el que los agentes de la ATGC detuvieron a un taxista de Santiago de Compostela que dio positivo a alcohol, en la primera prueba el resultado fue de 0,84 mg/l, y 0,86 mg/l en la segunda, después de provocar un accidente. También le efectuaron el test de drogas e igualmente dio positivo en cocaína.

El mencionado taxista, ya dio positivo por consumo de cocaína y cannabis, el pasado 20 de mayo; cuando transportaba en el taxi a unos jóvenes a la "Spring Open Tour Partí" celebrada en la localidad coruñesa de Boquixón. Entonces también carecía del seguro obligatorio. El vehículo que conducía el denunciado, fue inmovilizado por este motivo.

Para leer más