Publicado 05/07/2021 13:24CET

Las máximas caen mañana hasta 10ºC para volver a subir el jueves y superar los 40ºC en el centro y sur del país

Archivo - Varias personas en la Playa de Levante, en la Manga del Mar Menor, a 16 de abril de 2021, en Cartagena, Región de Murcia (España).
Archivo - Varias personas en la Playa de Levante, en la Manga del Mar Menor, a 16 de abril de 2021, en Cartagena, Región de Murcia (España). - Europa Press - Archivo

   No se descarta que el próximo fin de semana se produzca la primera ola de calor del verano: "Todavía es pronto"

   MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Después de un fin de semana muy caluroso, las temperaturas darán una tregua, con lluvias en el norte y un descenso de hasta 10ºC en comparación con el día anterior, excepto en el Mediterráneo, aunque a partir del jueves se producirá un ascenso térmico que probablemente dará lugar al fin de semana más caluroso de lo que va de verano, con casi 44ºC en el Valle del Guadalquivir, según ha avanzado a Europa Press el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo, que ha indicado que "es pronto para hablar de ola de calor".

   Así, el fin de semana ha estado marcado por las altas temperaturas en el área mediterránea. Por ejemplo, la localidad malagueña de Coín alcanzó el sábado 41,8ºC, mientras que Molina de Segura (Murcia) llegó el domingo a 40,91ºC. En la Comunidad Valenciana, en la localidad de Xativa llegaron a los 40ºC.

   En cuanto a las temperaturas mínimas, Del Campo ha señalado que hubo "noches tórridas", es decir, aquellas en las que no se baja de 25ºC como ocurrió este domingo en puntos de la costa malagueña granadina y en la ciudad autónoma de Melilla. Por ejemplo, en el aeropuerto de Málaga, la temperatura más baja del domingo fue de 26,9ºC. También en el aeropuerto de Málaga, la medianoche del domingo al lunes se registraron 34ºC y hubo 29ºC a las 06.30 horas de la madrugada del lunes.

   Aunque las precipitaciones durante fin de semana han sido escasas en la mayor parte de España, el paso de un frente este domingo dejó hasta 45 litros por metro cuadrado en 24 horas en puntos de la provincia de A Coruña .

   Sobre la semana del 5 de julio, Del Campo ha explicado que este lunes va a ser "muy caluroso" en buena parte del país pero "los dos días siguientes una borrasca atlántica impulsará aire más fresco y bajarán las temperaturas, salvo en el Mediterráneo". Por ello, habrá lluvias y chubascos en los tercios norte y este de la Península aunque a partir del jueves volverán las altas presiones y el calor.

   Este lunes, predominarán los cielos poco nubosos, aunque un frente dará lugar a precipitaciones en Galicia y Asturias a lo largo de la jornada. También habrá alguna tormenta en Pirineos y vientos intensos en el norte de Galicia.

   "Lo más destacable será el calor, sobre todo en el este y sur peninsular, también en Baleares, con temperaturas máximas superiores a 35ºC grados y que pueden rondar los 40ºC en la Ribera del Ebro en Navarra", ha señalado Del Campo. También se esperan más de 40ºC en el valle del Guadalquivir, puntos de Andalucía oriental e interior de la Comunidad Valenciana y Región de Murcia.

   Sin embargo, el martes, el paso de un sistema frontal asociado a una borrasca atlántica que se dirige hacia las Islas Británicas dejará precipitaciones en Galicia, Castilla y León y comunidades cantábricas. Por la tarde habrá tormentas en el nordeste, sobre todo en Pirineos, Sistema, Ibérico y zonas aledañas. En el resto predominarán los cielos poco nubosos.

   Tras el frente, entrarán vientos del oeste más frescos, por lo que habrá un descenso general de las temperaturas que "en puntos de Navarra, País, Vasco, Castilla y León y otros puntos de la zona centro llegará a ser extraordinario" ha avanzado Del Campo, que vaticina que "la máxima del martes será al menos diez grados más baja que la del día anterior".

   "Hablaremos de un día fresco para la época del año", ha indicado Del Campo que también ha precisado que la llegada de vientos del oeste hará que los termómetros "se disparen en el área mediterránea", con una subida notable de las temperaturas. Se podrían superar los 40ºC en puntos del sur de la Comunidad Valenciana, Región de Murcia y Andalucía Oriental. Las mínimas en estas zonas también serán altas, superiores a los 22ºC. También se espera calor en la cuenca del Ebro y en Baleares.

   El miércoles habrá lluvias dispersas en Galicia y Cantábrico, así como algunas precipitaciones matinales en Aragón, Cataluña y por la tarde crecerán nubes de evolución en la mitad oriental peninsular, con chubascos tormentosos por esa zona, especialmente en entornos montañosos y pueden llegar a ser intensos en el Pirineo.

   En el resto del país, habrá cielos despejados y temperaturas más altas en Galicia y zona centro. En cambio, bajarán en el tercio oriental y Baleares con descensos que puede ser extraordinarios en el sur de la Comunidad Valenciana.

   Por todo ello, el miércoles no será un día especialmente caluroso en el conjunto de España, aunque todavía en puntos de la Región de Murcia y extremo sur de Alicante podrían superarse los 35ºC de temperatura máxima. No obstante, continuará el calor nocturno y las noches tropicales, es decir, aquellas en las que la temperatura mínima es superior a los 20ºC, sobre todo en el litoral mediterráneo y Valle del Guadalquivir.

   A partir de la jornada del jueves, lo más probable es que las altas presiones dominen el panorama meteorológico en España. Habrá lluvias débiles en Galicia, Cantábrico y Pirineos, así como algún chubasco tormentoso disperso en las comunidades mediterráneas de la Península, sin que se descarten tampoco en Baleares.

ESCALADA DE LOS TERMÓMETROS DESDE EL JUEVES

   En cualquier caso, el jueves predominará el tiempo seco y estable, situación que se extenderá a lo largo de los días siguientes. Además, las temperaturas iniciarán una escalada por el oeste, que se extenderá por el resto del país durante el fin de semana hasta principios de la semana que viene, ha alertado Del Campo.

   En este punto, el portavoz ha puntualizado que las temperaturas subirán progresivamente a partir del jueves y se alcanzarán "probablemente los registros más altos de lo que va de verano" ya que se superarán los 40ºC de temperatura máxima en muchas zonas del centro y sur peninsular. En el Valle del Guadalquivir se superarán probablemente los 43 o 44ºC.

   El viernes se superará la barrera de los 35ºC grados en buena parte del suroeste de la península mientras que el sábado y el domingo "serán dos días muy calurosos, probablemente en el conjunto de España, los más cálidos de lo que llevamos de verano".

   En concreto, podrían alcanzarse o superarse los 40ºC en el Valle del Ebro, por ejemplo, en Zaragoza, en amplias zonas del centro, incluso en el entorno de la ciudad de Madrid podrían superarse los 38ºC y también los 38ºC o más de 40ºC en el sur peninsular. Las temperaturas mínimas durante el fin de semana será también muy altas, posiblemente superiores a 23 ó 24ºC.

   "Por lo tanto, vamos a alcanzar temperaturas extremas el sábado y el domingo y probablemente el lunes, pero es todavía pronto para hablar de ola de calor en el conjunto de España", ha puntualizado Del Campo, que ha recordado que para ello "han de cumplirse tres requisitos: que el calor sea intenso, que lo sea en buena parte del territorio nacional y además, que lo sea durante un periodo de tiempo relativamente largo, al menos durante tres días consecutivos".

   En el caso de Canarias, continuará el régimen de vientos alisios que soplarán con intervalos fuertes y habrá nubes en el norte de las islas más montañosas. El fin de semana también podría haber un notable ascenso de las temperaturas, con calor intenso en el archipiélago.

Contador