Actualizado 07/10/2009 15:48 CET

Memoria.- Hallan indicios de una fosa en la zona de Alfacar (Granada) donde se cree que está enterrado García Lorca

Las instituciones firmarán el 14 de octubre en Granada el protocolo a cinco bandas para definir los pasos a seguir para la exhumación

GRANADA, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un estudio hecho con georradar en Alfacar (Granada), en una de las ubicaciones donde se cree que está enterrado Federico García Lorca, ha desvelado indicios de la existencia de una fosa común con tres separaciones, con capacidad para unos cinco o seis cuerpos, longitud máxima de seis metros de largo por dos de ancho y una profundidad de 0,9 metros.

La investigación se llevó a cabo el pasado 25 de septiembre, sobre las 21,00 horas, por el experto en localización de fosas Luis Avial, director de la empresa Cóndor Georradar, que analizó concretamente una superficie de unos 8 por 18 metros próximos al monolito en el que Ian Gibson ubicó el enterramiento clandestino del poeta y hacia el interior del parque público, hasta un ciprés.

En declaraciones a Europa Press, Avial, que realizó los trabajos "a efectos divulgativos" y por iniciativa propia, explicó que el georradar detectó en los terrenos analizados "anomalías claramente asociables" a una fosa común de pequeñas dimensiones con tres "protuberancias" que podrían ser separaciones.

Según los resultados obtenidos --publicados hoy en los diarios del Grupo Vocento--, en estas pequeñas concavidades, de unos dos metros de largo y separadas por acumulaciones de tierra, pudieron ser colocados los cuerpos de dos en dos. De hecho, Avial, con experiencia en la localización de más de ochenta fosas, ha detectado la posible existencia de restos óseos, que podrían confundirse no obstante con "elementos de tipo calizo". Todos los hallazgos indican, para Avial, que en esa zona hay una fosa común.

Los terrenos han sido analizados además por técnicos del Instituto Andaluz de Geofísica, que han dado por concluido el trabajo de campo y analizan actualmente las evidencias obtenidas, según informaron hoy a Europa Press fuentes de este organismo.

Avial mostró todo su "respeto" a las investigaciones de estos científicos de la Universidad de Granada, si bien dijo no entender el "secretismo" en torno a esta concreta fosa. "Hay otras fosas que merecen el mismo tratamiento y que las administraciones destinen los mejores medios técnicos", mantuvo el experto, que efectuó sus propios análisis al entender que el conocimiento de la ubicación de la fosa de Lorca es "muy relevante" a efectos "culturales".

Así, insistió en que, a pesar de que la zona estaba acotada, nadie le impidió el paso para realizar sus investigaciones, que no supusieron modificación de los terrenos y que se hicieron en un parque público y no en una propiedad privada.

LA FIRMA DEL PROTOCOLO A CINCO BANDAS, EN GRANADA

La apertura de la fosa, según informaron hoy a Europa Press fuentes de la Consejería de Justicia y Administración Pública, será "inminente" tras la firma el próximo 14 de octubre en Granada del protocolo a cinco bandas --entre la Junta de Andalucía, la Diputación de Granada, el Ayuntamiento de Alfacar, la Universidad de Granada y la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica-- que definirá los pasos a seguir para la exhumación.

Antes de ese día, la Consejería prevé haberse pronunciado acerca de las siete alegaciones presentadas a la apertura de la fosa, en la que además se cree que podrían estar enterrados los banderilleros Francisco Galadí y Jaoquín Arcollas y el maestro republicano Dióscoro Galindo. Por ahora ha trascendido que la familia Lorca ha solicitado que los restos de su familiar no sean removidos, si bien, en el caso de que se procediese a la exhumación en los términos que se prevé, ha pedido reservarse el derecho de identificarlos "y disponer de los mismos", así como el ejercicio "de cuantas acciones y derechos" pudieran corresponderles.

Asimismo, la nieta del maestro republicano, Nieves Galindo, ha enviado otro escrito a la Junta contrario a la exhumación al entender que ésta se convertiría en un "circo mediático" y que no es necesario hacer más trámites, puesto que ya se sabe dónde está enterrado su abuelo. La familia Galindo ha solicitado "discreción" a la Consejería de Justicia para que no facilite datos al respecto, y le ha pedido que, en caso de que la exhumación se hiciera efectiva, ésta se haga "con el mejor criterio posible" y de manera "íntima".

También el grupo de trabajo Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andalucía (Rmhsa), de CGT-A, ha pedido la exhumación del banderillero anarquista Joaquín Arcollas, al considerarse su "familia ideológica" y ha solicitado, en consecuencia, que le sean entregados sus restos. CGT-A entiende que el concepto 'familia', en el caso de Arcollas, que no dejó descendencia o no se tiene constancia de ella, está justificado que se amplíe a 'familia ideológica' "para de esta forma no quedar desprotegido de sus derechos como víctima".

El Foro por la Memoria de Andalucía ha alegado además que "sólo un juez instructor" debe autorizar y acordar las medidas oportunas para la apertura de la fosa, puesto que realizar el proceso con el único respaldo administrativo de la Junta de Andalucía "puede suponer la comisión de un delito".

Entre los partidarios a la apertura de la fosa se sitúa la Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica (Agrmh) que ha pedido la exhumación de los restos de Galadí. La Junta ha decidido no atender la petición de Nieves García Catalán, acogida desde muy pequeña por los hijos del maestro de Pulianas, en tanto que no se resuelva el conflicto de intereses que mantiene con la familia Galindo.

Justicia sí ha estimado la petición de exhumación formulada por los familiares del que fuera inspector de tributos Fermín Roldán, que consideran que también podría estar enterrado en la misma fosa, y del restaurador granadino Miguel Cobo Vílchez, que podría encontrarse en una ubicación cercana.