Milián considera acertada la carta de Salinas, pero dice que la catalogación catalana de los bienes de la Franja es nula

Actualizado 24/12/2007 15:33:36 CET

ZARAGOZA, 24 Dic. (EUROPA PRESS) -

El obispo de Barbastro-Monzón, monseñor Alfonso Milián, consideró hoy "acertado" el "documento" que envió el administrador apostólico de la diócesis de Lérida, monseñor Xavier Salinas, a todos los párrocos ilerdenses, en el que reconoció que todas las sentencias eclesiásticas sobre el litigio de la Franja reconocen que es la diócesis barbastrense la propietaria de los bienes, si bien apeló a la catalogación administrativa de las piezas para no devolverlas inmediatamente.

Milián habló hoy con monseñor Salinas y, posteriormente, indicó a Europa Press que "no siempre se ha reconocido" que las obras pertenecen a la diócesis altoaragonesa y que los bienes deben devolverse.

Sobre la catalogación, monseñor Milián dijo que los bienes se catalogaron "indebidamente porque el asunto estaba 'sub iudice'", a lo que añadió que "el propietario puede tener --las piezas-- donde quiera, dentro de España", negando así que el hecho de que los bienes estén depositados en Lérida desde hace décadas tenga peso a la hora de fijar la titularidad de los mismos.

En cualquier caso, Milián confió en que "se llegará a una solución adecuada" y "deseamos que sea pronto". El obispo barbastrense señaló que "se han interpuesto recursos, complicaciones y dificultades y todas las hemos solucionado hasta ahora".

El titular de la Diócesis de Barbastro-Monzón concluyó afirmando que la carta enviada ayer por Xavier Salinas "es una manifestación del deseo de cumplir con la Justicia". El próximo mes de enero se retomarán las conversaciones.

CARTA DE XAVIER SALINAS.

El obispo administrador apostólico de Lleida, Xavier Salinas, admitió en una carta enviada a los párrocos de la diócesis que "todas" las resoluciones de la Iglesia respecto al litigio de las obras de la Franja han sido "favorables" a las tesis del Obispado de Barbastro-Monzón (Huesca), pero que "por más que quiera, no puede cumplir de forma inmediata" porque topa con las leyes civiles al ser piezas catalogadas en la colección protegida de la Ley de Patrimonio Cultural Catalán.

En la carta, leída ayer en las misas de las parroquias de la Diócesis, el obispo reconoció que "todas" las resoluciones eclesiásticas secundan la tesis de Aragón, y que "tiene la obligación de enviar a las parroquias de Barbastro-Monzón, de dónde proceden, las obras de arte en cuestión".

Sin embargo, Salinas señaló que este envío está "dificultado" por el hecho de que la Diócesis de Lleida tiene las obras adscritas al Consorcio del Museo, que es quien las gestiona. Además, recordó que la Generalitat las catalogó en su momento como una colección protegida por la Ley de Patrimonio Cultural Catalán.

Xavier Salinas también dijo que su antecesor, Francesc Xavier Ciuraneta, "por fidelidad a la Iglesia", pidió a la Generalitat que "descatalogase estas obras para poder entregarlas", petición de la que "todavía no se ha recibido una respuesta suficientemente clara".

Por otra parte, explicó, el obispo Ciuraneta, atendiendo al derecho eclesiástico, presentó un recurso al Tribunal de la Rota Romana pidiendo que se averiguase jurídicamente "la titularidad de las obras, muchas de las cuales están en Lleida desde hace más de 100 años".

Para el obispo, es "una cuestión compleja desde el punto de vista jurídico", en la que Lleida "no puede ni quiere obviar los decretos del gobierno de Iglesia" a los cuales debe "respeto y obediencia". Sin embargo, "hoy por hoy, la Diócesis de Lleida, por más que quiera, no puede cumplir de forma inmediata los continuos requerimientos de la legítima autoridad eclesiástica. Porque la Iglesia no puede, ni quiere, esquivar las leyes civiles".

Salinas dijo que el Obispado hará "todos los esfuerzos" por poder ejecutar los decretos de la Iglesia y que, "esperando poder cumplir la voluntad de la Iglesia", la Diócesis y todos los miembros del Consorcio han propuesto "fórmulas de colaboración entre los dos obispados, para que los ciudadanos puedan disfrutar de la contemplación de estas obras de arte".

El administrador apostólico recordó, asimismo, que el litigio por las obras de la Franja "no es el centro de la acción pastoral" y que es necesario "afrontarlo con paz y dignidad". Javier Salinas aseguró que las relaciones entre los obispados de Lleida y Barbastro-Monzón son "muy cordiales".