Actualizado 25/07/2012 09:28

Una mujer murciana que pide la custodia de sus dos nietos iniciará este miércoles una huelga de hambre indefinida

MURCIA, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

Isabel García Castaño, la vecina de La Ñora (Murcia) que desde hace más de dos años está pidiendo a la Comunidad Autónoma que le entreguen a sus nietos Adrián y José Manuel, dos niños de 3 y 4 años, iniciará este miércoles una huelga de hambre indefinida.

Dicha situación, según ha explicado el abogado de la mujer, Pedro Luis Ortín, se mantendrá en tanto que sea concedida la entrevista personal solicitada a la consejera de Sanidad y Servicios Sociales de la Comunidad Autónoma, María Ángeles Palacios.

Según explica el letrado en comunicado de prensa, el 23 de mayo de 2012 se mantuvo una entrevista con el director general de Asuntos Sociales, Igualdad e Inmigración en la que se expuso por parte del representante de la Administración que Isabel debía renunciar a toda esperanza futura de tener consigo a sus nietos.

Ante esa situación de desesperación, la mujer solicitó mantener una entrevista personal con la consejera de Sanidad y Asuntos Sociales, María Ángeles Palacios, el 1 de junio de 2012. Dicha petición ha sido avalada con la firma de más de 540 personas, como ha sido acreditado ante la propia Consejería de Sanidad.

Lo que se pretende es que, al menos, antes de que los niños sean dados en adopción a terceros (situación definitiva), sea escuchada personalmente por la consejera, ha explicado el abogado.

Ante la constancia de que Palacios no accedía a mantener la entrevista interesada, Isabel viene asistiendo desde el día 28 de julio todos los días laborales ante su despacho sito en la Avda. de la Fama durante varias horas para recordarle la petición.

Hasta el día de hoy no ha existido respuesta por parte de la consejera, aunque el director general de Asuntos Sociales, por su parte, ha expresado que esta dispuesto a mantener una entrevista personal bajo estas dos condiciones que, según Pedro Luis Ortín, "son inaceptables".

La primera de ellas es que Isabel debe deponer su actitud de mantenerse ante la puerta de la Consejería y segunda, que debe renunciar a toda esperanza de tener consigo a sus nietos.

Isabel considera que tiene el derecho a ser escuchada por la consejera de Sanidad "porque estamos hablando de un tema de hondo calado personal y de absoluta urgencia, ya que los niños han sido dados en acogida, situación que todavía no definitiva", concluye el comunicado del abogado.