Munilla, sobre su libro: "Si queremos introducirnos en los circuitos de la comunicación, es necesario un lenguaje claro"

Publicado 30/04/2015 19:04:30CET

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, ha salido al paso de las críticas a su nuevo libro 'Sexo con alma y cuerpo' (Editorial freshbook), que presentó el pasado viernes, y ha asegurado que ha utilizado un lenguaje coloquial porque para introducirse en los circuitos de la comunicación, hace falta "un lenguaje claro".

"Si queremos introducirnos en los circuitos de la comunicación, es necesario el lenguaje claro, sintético y directo. Por poner un ejemplo, la afirmación que se hace en el libro 'hemos cambiado el pan y circo por sexo y fútbol, la entiende todo el mundo'", ha explicado Munilla en una entrevista concedida a Europa Press.

Munilla ha afirmado que "no son pocos los que están dando la noticia del libro de forma abiertamente tergiversada" pues ponen en su boca "expresiones de la coautora del libro", Begoña Ruíz Pereda, especialista en educación afectivo-sexual, con el objetivo, según precisa, de que la intervención del obispo "sea juzgada como impropia y fuera de su terreno".

"Obviamente, yo no he dicho una palabra sobre el rol de la mujer, ni nada por el estilo. Me he limitado a mi terreno, pero incidiendo en el juicio crítico de la realidad", ha aclarado.

En cualquier caso, considera que la "polémica" generada a raíz del libro "demuestra la existencia de una alianza entre la ideología de género y la industria del sexo" que "no está dispuesta a asumir crítica alguna".

Sobre el mensaje que ha publicado en su cuenta de Twitter en el que exclama que "¡La castidad es subversiva!", ha explicado que "el sexo es utilizado como un instrumento para dominar el comportamiento de las masas y para ello es necesario anestesiar las conciencias". "La dictadura más consolidada es aquella en la que los esclavos sienten placer en serlo", ha subrayado.

Munilla ha indicado que el objetivo del libro es "hacer un juicio crítico sobre el gran sufrimiento que está generando la vivencia de la sexualidad divorciada de la vocación al amor".

"La llamada 'cultura del rollo' provoca muchas heridas afectivas, al reducir las relaciones a un mero usar y tirar. Al mismo tiempo, se hacen propuestas concretas sobre el sentido de la sexualidad, y cómo educar en una visión integrada de la afectividad, la sexualidad y la procreación", ha precisado.

Concretamente, aquello que le gustaría al obispo que se recordara de este libro es que "el sexo no es algo que se tiene, no es un objeto, sino algo que se es, es decir, que forma parte de la personalidad más íntima". Además, advierte de que "jugar con la sexualidad es jugar con la propia vida" e invita a "tomarse en serio el sentido de la sexualidad" para centrarse en "la vocación al amor".

"El sentido y la finalidad de la sexualidad no es conseguir placer, sino entregar la vida en una comunión de amor abierta a la trasmisión de la vida", ha subrayado.

Según la ficha técnica del libro, cuya primera edición se ha agotado en dos semanas, la obra intenta resolver preguntas "supuestamente obvias para el joven del siglo XXI" como: "¿Es posible esperar hasta el matrimonio para tener una relación sexual? ¿Hoy se puede defender algo así? ¿Se puede proponer y vivir algo tan extraño, tan difícil de realizar? ¿Qué sentido tiene? ¿Por qué la Iglesia es tan tozuda? ¿No se dan cuenta los curas y el Papa de que se han quedado solos?".

Para leer más