Actualizado 20/09/2007 21:40 CET

Obispo de Córdoba cree un acto de "justicia y gratitud" la beatificación de los mártires de la Guerra Civil

CÓRDOBA, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

El obispo de Córdoba, Juan José Asenjo, cree un acto de "justicia y gratitud" la prevista beatificación, el próximo 28 de octubre en Roma, de 498 mártires, 27 de ellos cordobeses, que fueron víctimas de "la persecución religiosa en España" durante la Guerra Civil (1936-1939), sin que con ello se pretenda "reabrir viejas heridas".

En una carta pastoral de Asenjo con motivo de la Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, celebrada el pasado 14 de septiembre, el obispo de Córdoba destacó que dicho acto de beatificación será el más numeroso "en toda la historia de la Iglesia", como resultado de 23 causas promovidas por distintas congregaciones religiosas y por las diócesis de Toledo, Ciudad Real y Cuenca.

Pero, según subrayó Asenjo, "con esta ceremonia, la Iglesia no pretende reabrir viejas heridas, ni saldar las cuentas pendientes de quienes murieron perdonando a sus enemigos", sino que "sólo pretende cumplir con un deber de justicia y gratitud, honrar a nuestros mártires, poner ante la mirada de toda la Iglesia el heroísmo y la fortaleza de quienes murieron por amor a Jesucristo, y mostrar a los cristianos de hoy el testimonio de su vida cristiana, vivida hasta sus últimas consecuencias".

Además, la beatificación de estos mártires se hace necesaria "de modo especial en estos momentos, en los que, al tiempo que se difunde la mentalidad laicista, la reconciliación parece amenazada en nuestra sociedad", y por ello "los mártires que murieron perdonando son el mejor aliento para que todos fomentemos el espíritu de reconciliación".

Entre los futuros beatos se cuentan los referidos 27 mártires vinculados a la Diócesis de Córdoba. Siete nacieron en ella y todos están incluidos en la causa promovida por la Sociedad de San Francisco de Sales (Salesianos). Cuatro fueron sacerdotes y miembros del citado instituto.