El padre de Mari Luz dice que lo remitido por la Fiscalía se "ajusta más a la ley y a la justicia"

Actualizado 02/09/2008 21:47:02 CET

HUELVA, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

El padre de Mari Luz, Juan José Cortés, afirmó hoy que la consideración de la Fiscalía de que el titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Sevilla, Rafael Tirado, incurrió en una falta "muy grave" por la que podría ser sancionado con "la suspensión por hasta tres años, traslado forzoso o separación de conformidad con lo dispuesto en el art. 420.2 LOPJ", es decir, la separación de la carrera judicial, "se ajusta más a la ley y a la justicia".

En declaraciones a Europa Press, Cortés señaló que la decisión tomada por la Fiscalía le parece "un acierto", ya que "si cualquier ciudadano está sometido al cumplimiento de la ley, los jueces también tienen que deberse a su órgano interno que vela y que regula los errores que ellos cometen".

Cortés apuntó que calificar los hechos como "falta leve" si le parecía que estaba "en desacuerdo con la ley", a lo que denominó como "una burla a la justicia".

Por último, apuntó que este hecho concreto de que la Fiscalía constate que, "tras la denegación de la suspensión de condena de Santiago del Valle y el correspondiente auto de ingreso en prisión, que no pudo ser notificado por encontrarse el condenado fuera de su domicilio, el juez Tirado no adoptara ninguna resolución de búsqueda transcurriendo así más de dos años, ni tampoco examinara la ejecutoria en cuestión para comprobar las razones del retraso en el ingreso en prisión", hace que el ciudadano, según Cortés, "pueda confiar en la justicia, ya que si los jueces cometen errores y los pagan, todos viviremos más tranquilos".

En caso de que el CGPJ atienda finalmente al informe del Instructor encargado de elaborar el informe disciplinario sobre la actuación del juez --elaborado por el presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, Wenceslao Olea, a petición del propio Consejo-- que calificó los hechos como una "falta grave", el juez Tirado tan solo sería amonestado con sanciones económicas de entre 300 y 3.000 euros por la tardanza en la ejecución de una sentencia contra Del Valle por un caso anterior de malos tratos por el que se le condenó a dos años de cárcel.