Publicado 21/02/2015 15:15:44 +01:00CET

El Papa exige a los mafiosos la conversión y repite que "no son cristianos"

ROMA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha exigido a los mafiosos la conversión que debe ser "clara y pública" al tiempo que ha repetido que los cristianos "no pueden consumar gestos de violencia" en un encuentro celebrado esta mañana en el aula Pablo VI del Vaticano con siete mil peregrinos de la Diócesis de Cassano all' Jonio, de Calabria al sur de Italia.

"A todos los que han elegido el camino del mal y pertenecen a organizaciones criminales, renueven esta invitación a la conversión: ¡Abran su corazón al Señor!", ha dicho el Papa.

Así ha clamado que los "gestos exteriores de la religiosidad no acompañados de la verdadera y pública conversión no bastan para considerarse en comunión con Cristo y con su Iglesia".

Francisco visitó la región de Calabria, tierra de la mafia más sanguinaria de Italia, la "Ndrangheta", el pasado mes de junio durante el cuarto viaje apostólico de su Pontificado y delante de decenas de miles de ciudadanos excomulgó a la organización criminal. "Los mafiosos no están en comunión con Dios", expresó en aquella ocasión.

Ahora ha reafirmado su condena a la mafia al asegurar que "quien escucha y acoge la Palabra y quien vive de manera sincera la respuesta a la llamada del Señor, no pueden de ninguna manera dedicarse a los trabajos del mal. No se puede uno definir como cristiano y violar la dignidad de las personas, los que pertenecen a la comunidad cristiana no puede programar y realizar gestos de violencia contra los otros y contra el ambiente".

"Los gestos exteriores de religiosidad no bastan para acreditar cuanto creyente somos, con la maldad y la arrogancia típica de los criminales, hacen la ilegalidad de su estilo de vida. A los que han elegido el camino del mal y están afiliados a organizaciones criminales que renueven esta invitación a la conversión. ¡Abran su corazón al Señor!, el Señor les espera y la Iglesia les acoge, si su elección de servir al mal fue pública, clara y pública será también vuestra voluntad de servir el bien", ha sentenciado el pontífice.

Para leer más