3 de junio de 2020
 
Publicado 09/02/2020 13:39:18 +01:00CET

El Papa pide que el diálogo y las negociaciones en Siria protejan a los civiles

ROMA, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha pedido que el diálogo y las negociaciones en Siria protejan a los civiles al tiempo que ha instado a la comunidad internacional a valerse de los instrumentos diplomáticos para favorecer la paz en el país.

"Renuevo mi sincero llamamiento a la comunidad internacional y a todos los actores involucrados -ha pedido el Papa en su oración- para que utilicen los instrumentos diplomáticos, el diálogo y las negociaciones, de conformidad con el derecho internacional humanitario, para salvaguardar la vida y el destino de los civiles", ha señalado durante el Ángelus de este domingo.

En su mensaje al pueblo Siria, el Papa ha dicho que "siguen llegando noticias dolorosas, en particular sobre las condiciones de muchas mujeres y niños, de personas obligadas a huir debido a la escalada militar".

Durante su reflexión, el Papa ha señalado que la Iglesia no puede "encerrarse en sí misma" ni tampoco "esconderse en la seguridad de su propio recinto".

Asomado a la ventana de su estudio privado en el Palacio Apostólico, Francisco ha defendido que "un discípulo y una comunidad cristiana son luz del mundo cuando guían otros hacia Dios, ayudando a cada uno a experimentar su bondad y su misericordia". De este modo ha considerado que el discípulo de Jesús es luz cuando sabe "cómo vivir su fe fuera de los espacios limitados, cuando contribuye a eliminar los prejuicios, las calumnias y a dejar que entre la luz de la verdad en situaciones viciadas por la hipocresía y la mentira".

Así el Pontífice ha destacado que Jesús invita a los fieles a "no tener miedo de vivir en el mundo" aunque eso suponga encontrarse con "de conflicto y de pecado". Por ello ha instado a Iglesia, a que "ante la violencia, la injusticia y la opresión" no se encierre "en sí misma ni se esconda" en la seguridad de su propio recinto".Y ha añadido: "No puede abandonar su misión de evangelización y servicio. La Iglesia se gasta con generosidad y ternura en los pequeños y los pobres, escucha el grito de los más pequeños y los excluidos, porque es consciente de ser una comunidad peregrina llamada a prolongar en la historia la presencia salvífica de Jesucristo".

Tras el rezo del ángelus, el Pontífice ha aludido a la memoria litúrgica de santa Josefina Bakhita, celebrada ayer, 8 de febrero, Día Mundial de Oración y Reflexión contra la Trata de Personas. El Papa ha críticado este "flagelo que explota a los más débiles" y cuya superación reclama el "necesario compromiso de todos: instituciones, asociaciones y agencias educativas".

En este punto, ha querido detenerse en la prevención de esta lacra, para apuntar cómo "diversas investigaciones muestran que las organizaciones criminales están utilizando cada vez más los modernos medios de comunicación para atraer a las víctimas con el engaño". "Por lo tanto -ha advertido-, es necesario, por un lado, educar en el uso saludable de los medios tecnológicos y, por otro, supervisar y llamar a los proveedores de estos servicios telemáticos a sus responsabilidades".