Actualizado 24/02/2022 18:48

El patriarca de los ortodoxos rusos insta a evitar "víctimas civiles" y pide rezar para restablecer la paz

Archivo - El presidente de Rusia, Vladimir Putin y el patriarca Kirill el pasado mes de noviembre
Archivo - El presidente de Rusia, Vladimir Putin y el patriarca Kirill el pasado mes de noviembre - -/Kremlin/dpa - Archivo

En directo | Crisis en Ucrania

ROMA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El patriarca Kirill de Moscú y toda Rusia, máximo representante de la Iglesia Ortodoxa Rusa, ha instado a "todas las partes" implicadas a "evitar víctimas civiles" en Ucrania y ha pedido oraciones para "el rápido restablecimiento de La Paz".

Kirill se ha dirigido a los fieles y los clérigos de la iglesia ortodoxa rusa y ha expresado su "profundo y sentido dolor" ante el "sufrimiento de las personas causado por los eventos que se suceden" en un mensaje publicado este miércoles en el que no se refiere específicamente a la ofensiva militar de Rusia en el este de Ucrania.

"Como Patriarca de Rusia y primado de la Iglesia, cuyo rebaño está en Rusia, Ucrania y otros países, siento empatía hacia todos aquellos que han sido golpeados por la desventura", ha señalado.

De este modo, ha llamado a prestar asistencia humanitaria a las posibles víctimas "incluyendo los refugiados" y las personas "que se han quedado sin hogar y sin medios para sobrevivir".

Del mismo modo, ha considerado que "el pueblo ruso e ucranio" tienen "una historia secular en común" que se remonta al "bautismo de Rusia por parte del príncipe Vladimir, igual a los apóstoles".

San Vladimir, también conocido como Vladimir el Grande o el Gran Príncipe, se convirtió al cristianismo ortodoxo en el año 988 e inició la cristianización de la Rus de Kiev, el estado eslavo antiguo que Bielorrusia, Ucrania y Rusia reivindican hoy como el origen de su legado cultural.

En este sentido, ha dicho que este pasado común "ayudará a superar las divisiones y las contradicciones" que han traído consigo el "actual conflicto".

El Papa se reunió en el Vaticano a finales de diciembre con el metropolitano ruso Hilarión (Alfeyev), jefe del Departamento de Relaciones Exteriores de la Iglesia rusa. El encuentro abrió la puerta a un cara a cara entre el pontífice y el Patriarca Ortodoxo de Rusia Kirill después de casi 1.000 años de desencuentros tras el cisma de 1054 que separó la Iglesia Católica de la de Constantinopla.

Durante el vuelo que le traía de regreso a Roma tras cinco días de viaje a Chipre y Grecia a principios de diciembre, el Papa mostró su interés en reunirse con el patriarca ruso Kirill e incluso afirmó que estaría dispuesto a viajar a Moscú. La primera reunión entre ambos tuvo lugar en 2016, en el aeropuerto José Martí, de La Habana. Esa fue la primera vez que se producía un acercamiento entre el líder católico y el ortodoxo después de casi 1.000 años de distanciamiento. Fue una reunión privada, catalogada de histórica, que duró unas dos horas, en una sala del mismo aeropuerto de Cuba.

Más información