Actualizado 30/11/2021 20:35 CET

Las plataformas internacionales como Netflix o HBO no tendrán que cumplir la cuota del 6% de contenido en catalán

(I-D) La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño; la ministra Portavoz, Isabel Rodríguez y la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, en una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Min
(I-D) La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño; la ministra Portavoz, Isabel Rodríguez y la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, en una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Min - EUROPA PRESS/E. Parra. POOL - Europa Press

   MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Las plataformas internacionales de contenido audiovisual Netflix, HBO Max, Disney+ o Prime Video no tendrán que cumplir la cuota del 6% de contenido en catalán, euskera o gallego en sus catálogos, al aplicarse el principio de país de origen que establece la Directiva europea.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes gubernamentales, después de que el Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, haya aprobado este martes 30 de noviembre el proyecto de Ley General de Comunicación Audiovisual, que incluye una cuota del 6% de contenido del catálogo de las plataformas en lenguas cooficiales del Estado.

En este sentido, las mismas fuentes han asegurado que los términos de la nueva ley audiovisual están acordados con Esquerra Republicana (ERC) y que la cuota de contenido en lenguas cooficiales solo afectará a prestadores establecidos en España.

La cuota del 6% de contenido en estas lenguas se introdujo 'in extremis' en la ley de Comunicación Audiovisual a consecuencia de un pacto entre el Gobierno y ERC en el marco de las negociaciones para conseguir el apoyo de los nacionalista para aprobar los presupuestos generales para 2022.

Tras el anuncio del acuerdo por parte del partido nacionalista catalán, surgieron dudas respecto a si España podía pedir a las plataformas internacionales que cumplieran con esta medida. A falta de conocerse la redacción definitiva de la Ley, fuentes del sector audiovisual español consultadas por Europa Press cuestionaban que la legislación nacional pudiera obligar a las plataformas de 'streaming' extranjeras a cumplir con esta cuota.

"Dudas, todas", apuntaban, para después agregar que, con la normativa europea "en la mano", España "no puede obligar" a Netflix porque no es un operador español. En cambio, recalcaban que plataformas audiovisuales nacionales como Filmin, FlixOlé, Movistar+, Mitele o Atresplayer sí tendrían que cumplir con esta cuota lingüística y producir o adquirir estos contenidos.

El cofundador y director de negocio de Filmin, José Antonio De Luna, ha puesto de relieve estos días que en la plataforma española "más del 25% del catálogo está disponible en alguna de las lenguas cooficiales del Estado".

Durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha sido preguntada sobre esta cuestión, pero Calviño no aclaraba esta circunstancia. La vicepresidenta no descartado que se puedan introducir "mejoras" y "ajustes" en la Ley durante el trámite parlamentario.

Por su parte, Esquerra Republicana (ERC) no está satisfecha con la Ley Audiovisual y ha anunciado que presentará enmiendas para mejorarla y, entre otras cosas, intentar que empresas como Netflix tengan que aplicar la cuota de producción en lenguas cooficiales que su partido pactó con el Gobierno.

Así lo ha explicado Rufián en una rueda de prensa en el Congreso al ser preguntado por el hecho de que su acuerdo con el Ejecutivo no podrá aplicarse a las plataformas audiovisuales que no tengan sede en España, como es el caso de Netflix.

Rufián, que asegura conocer el texto que el Gobierno va a enviar al Congreso, ha insistido en que este tipo de multinacionales "no deberían poder legislar" y ha indicado que su pacto con el Ejecutivo es "un acuerdo de mínimos" y que el texto debe mejorarse a su paso por las Cortes. En este contexto, ha señalado que una de las cosas que hay que mejorar es lo relativo a estas multinacionales. "Haremos todo lo posible para mejorarlo, tenemos herramientas para hacerlo e intentaremos que así sea", ha asegurado Rufián.