Rajoy avisa que si no se lucha con "contundencia" contra inmigración ilegal se crearán "guetos y países en España"

Actualizado 09/02/2008 17:11:37 CET

MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, acusó hoy al Gobierno socialista de "esconder la cabeza debajo del ala" en materia de inmigración, cuando hay un "problema real", y avisó que si no se lucha "con contundencia" contra la inmigración ilegal se crearán "guetos" y "países dentro de España".

En un mitin en la localidad madrileña de Alcalá de Henares, al que asistieron alrededor de 4.000 personas --según fuentes de la organización--, el presidente de los 'populares' salió en defensa de las medidas en materia de inmigración que incluirá en su programa electoral, entre ellas el contrato de integración, para favorecer la inmigración legal en España.

Tras criticar que Zapatero diga que "no pasa nada, igual que con la economía", Rajoy recalcó que hay un "problema real" en España. "Sí pasa algo y negarlo es el mejor procedimiento para que las cosas vayan a peor, igual que en economía -proclamó--. Un gobernante que niega los problemas y no es capaz de afrontarlos, no es bueno para su país y puede dejar una herencia muy complicada de cara al futuro".

Recordó que viene de Galicia, "una tierra de la que tuvo que salir mucha gente", que emigró a Latinoamérica, a Europa, a Cataluña, al País Vasco o a Madrid. "Sé de lo que hablo porque son mis raíces y cuando hablo de este asunto lo hago con conocimiento de causa", dijo, para insistir en que la inmigración tiene que ser "legal y ordenada".

En este puntó, subrayó que hay que "luchar con contundencia contra la inmigración ilegal" y expulsar de España "a aquellas personas que cometen delitos". "Y os digo una cosa, no le daré la nacionalidad española a alguien que haya cometido delitos en España", exclamó, cosechando una prolongada ovación.

Insistió en que hará "el mayor esfuerzo del que sea capaz para que se produzca una verdadera integración porque es lo mejor para todos", tanto para los españoles como para los que vienen a España "a ganarse la vida dignamente". Y por eso, indicó que aplicará en materia de inmigración las recetas que se han aplicado en otros países de Europa y que han tenido "éxito en la mayor parte de Europa".

Según explicó, su objetivo es que los inmigrantes "asuman el compromiso" de respetar las leyes y aprender la lengua "por si no es muy difícil integrarse". "Quiero que asuman el compromiso de respetar las leyes. Ya sé que las leyes hay que respetarlas, pero quiero que el que pida el permiso de residencia asuma ese compromiso", aseveró, tras recalcar que en España es delito la mutilación genital, la poligamia o los matrimonios de conveniencia.

Para el líder del PP, si no se hace esta apuesta por la inmigración legal y se toman medidas de este tipo se crearán "guetos". "Si no hacemos esto vamos irremediablemente a la creación de guetos y de países dentro de nuestro país -advirtió--. Ese es el peor favor que podemos hacerle a los españoles y a los que vienen de fuera".

En un tono irónico, Rajoy comentó el "estrés" y la "excitación" que han producido en el seno del PSOE sus propuestas sobre inmigración y recalcó ante un público entregado que, aunque el Gobierno no "tiene propósito de enmienda" en esta materia, no hay que preocuparse porque el PP "va a ganar las elecciones de marzo".

"ALERGIA DE ZAPATERO A LA ECONOMIA"

También se refirió a la economía, que definió como "la gran olvidada estos cuatro años". "Es la asignatura pendiente -afirmó--. Todo el mundo sabe que Zapatero tiene alergia a la economía, los temas económicos le producen verdadera urticaria". Así, lamentó que para el Gobierno socialista "no pase nada" cuando suben los precios y crece el desempleo.

A su juicio, el Ejecutivo "está superado, sin ideas y sin norte, sin saber qué hacer con la economía del país y con los problemas que tienen las personas". Y además aseguró que tienen un ministro de Economía que está "agotado, aburrido" y que ahora "entona el mea culpa".

Rajoy criticó duramente la promesa de Zapatero de devolver 400 euros a los españoles en el IRPF y se preguntó si a "alguien en sus cabales se le puede pasar por la imaginación" que quien gane un millón de euros al año recibirá ese dinero y a quien gane mil euros no se le dará nada. "¿Hay algo más injusto? ", se preguntó.

Y a continuación, acusó al Gobierno socialista de haber "inventado el socialismo de los millonarios" y haberse "olvidado de los problemas reales de la gente normal, que es la inmensa mayoría". Es más, resaltó que está "instalado en la palabrería, en lo evanescente y en lo etéreo". "Es un gobierno que ha residido en un satélite, en la luna, ajeno a los problemas de los ciudadanos", apostilló.

EL PSOE SE DEDICARÁ A "METER MIEDO"

El líder del PP se mostró convencido de que el PSOE aprovechará esta campaña electoral para "meter miedo a la gente, dar "pisotones y echar la culpa al PP por poner el pie debajo" pero avisó que eso "ya no cuela" porque los ciudadanos conocen su forma de gobernar del PP en comunidades como Madrid o la Comunidad Valenciana.

En su discurso, confesó estar "legítimamente satisfecho" del programa electoral que, según dijo, incluye "argumentos para cambiar" y ofrece soluciones a los problemas de los ciudadanos. "Ahora nos piden fe, motivos para creer, yo ofrezco argumentos y razones para cambiar, ése es nuestro programa electoral", resaltó.