1 de abril de 2020
 
Actualizado 06/06/2008 13:48:25 +00:00 CET

Salvamento de Valencia levanta parcialmente el dispositivo tras retirar 4.100 kilos de fuel pero no descarta más restos

Peralta destaca la colaboración de "todas" las administraciones y afirma que la investigación continúa en marcha

VALENCIA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Salvamento Marítimo de la Comunidad Valenciana ha levantado parcialmente el dispositivo de recogida y de limpieza desplegado en el Puerto de Valencia, donde el pasado martes se halló una mancha de fuel, tras retirar cerca de 4.100 kilos en total, aunque no descarta la aparición de pequeños restos en las playas de la Malvarrosa, Cabanyal o Pinedo.

Así lo anunciaron hoy el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Ricardo Peralta, y el capitán marítimo, Felipe Cano, en una rueda de prensa, en el buque Clara Campoamor, para informar sobre la evolución del vertido y los trabajos de recogida y limpieza realizados hasta la fecha.

Aunque en principio ya se ha retirado el grueso del fuel, en total, 4.100 kilos --3.500 el primer día; otros 500 el segundo; unos 89-90 ayer, y 13 esta mañana--, se mantiene parte del dispositivo de limpieza por si aparecen en los próximos días pequeñas "galletas" en las playas valencianas, ya que éstas podrían haberse quedado sumergidas o atrapadas en las escolleras --piedras echadas al fondo del agua--.

Así, permanecerán en activo dos remolcadores; el buque Clara Campoamor; una embarcación rápida de Salvamento Marítimo; seis pelícanos o embarcaciones pequeñas; y un helicóptero. Además, existe un dispositivo desplegado por tierra integrado por miembros del Ayuntamiento y de la empresa Tragsa.

Paralelamente, se continuará con la investigación para determinar las causas y el responsable del vertido, y no se descarta que pueda proceder de dos buques, uno que hubiera pasado por el lugar de los hechos, y otro de origen desconocido, que habría derramado el fuel en alta mar y la corriente lo habría arrastrado hasta la costa valenciana.

Sobre el responsable del vertido podría recaer una multa de hasta tres millones de euros por responsabilidad civil, mientras que si se determinase que el acto fue intencionado, se podría incluso aludir a un delito penal, imputable al supuesto autor. En este punto, Peralta subrayó que "si hay que exigir responsabilidades, se harán hasta el último céntimo".

Asimismo, continúan las banderas rojas en las playas como medida de prevención, y, sobre este aspecto, y la actuación del consistorio valenciano, Peralta le agradeció su colaboración y apuntó que aunque ha hecho actuaciones que no eran "estrictamente necesarias", dijo, "lo importante es la voluntad y práctica coordinación que ha habido entre las administraciones".

Sobre este aspecto, Felipe Cano destacó el trabajo de Salvamento Marítimo en coordinación con Costas, la Generalitat, el Ayuntamiento de Valencia, la Guardia Civil y la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), ya que entre todos los organismos "se ha podido neutralizar lo que parecía en principio una grave amenaza para la costa valenciana", dijo.

"NADA QUE VER CON CHAPAPOTE"

Peralta, que aseveró que había intentado "huir de cualquier alarmismo", comparó la situación registrada estos días en Valencia con la vivida en Galicia, y puntualizó que ésta "no tiene nada que ver con el chapapote que se retiró en esta segunda ciudad". Así, puntualizó que quien utiliza este término para describir lo acontecido en Valencia "es profundamente incorrecto y sólo responde a alguien que mira hacia atrás".

Explicó que, en la actualidad, la sociedad y el Estado cuentan con los medios "adecuados" y "oportunos" para hacer frente a una situación similar a la que ocurrió en Galicia, y para que los ciudadanos "puedan seguir con su vida normal y corriente", aseveró.

Por ello, el delegado del Gobierno en la Comunidad mostró su "enorme satisfacción" al comprobar que ante un acontecimiento imprevisto, la sociedad "está en condiciones de responder adecuadamente, con los medios suficientes". Así, aseveró que estaba en condiciones de transmitir "seguridad" y "confianza" a la población para "afrontar un problema de este tipo".

Por último, preguntado por la petición de varios ecologistas de regular estrictamente esta materia, Peralta indicó que la capacidad para hacerlo es "limitada" porque "afecta a aguas de carácter internacional". En su opinión, lo que se debe hacer es intentar avanzar en la cooperación internacional para que los barcos que circulan ofrezcan las "garantías adecuadas".