El Secretario de Estado del Vaticano defiende el acuerdo con China: "Estamos inaugurando un método positivo"

Publicado 15/05/2019 12:28:45CET

ROMA, 15 May. (EUROPA PRESS -

El Secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, ha defendido el acuerdo firmado con China en septiembre del año pasado para la designación conjunta de obispos tras más de 60 años de desencuentros entre el Vaticano y el régimen comunista china sobre la gestión del catolicismo en el país asiático.

"Tenemos confianza en que ahora podemos abrir una nueva fase de mayor colaboración para el bien de la comunidad católica china y para la armonía de toda la sociedad. Los canales de comunicación están funcionando. Hay elementos que muestran un aumento de confianza entre las dos partes. Estamos inaugurando un método que parece positivo y que, sin duda, será necesario desarrollar con el tiempo, pero que ahora mismo nos da la esperanza de que podamos lograr progresivamente resultados concretos", ha asegurado Parolin en una entrevista concedida al 'Global Times'.

El acuerdo, cerrado en China el pasado 22 de septiembre de 2018, incluyó la aceptación de los siete obispos que el gigante asiático había nombrado previamente sin el consentimiento pontificio. Pero será durante este año cuando se pongan en práctica los primeros nombramientos bajo este nuevo sistema que introduce un posible veto papal a las ternas que se presenten desde Oriente.

Parolin ha destacado como "una señal" de los desarrollos "positivos" en las relaciones chino-vaticanas la participación de un representante del Vaticano en la Exposición Internacional de Horticultura en Beijing.

En una larga entrevista, el purpurado ha asegurado que tras la firma del convenio para el nombramiento de obispos en China "las dos partes saben que este acto constituye el punto de llegada de un largo viaje, pero es sobre todo un punto de partida". En este sentido, ha explicado que "deben caminar juntos" porque solo así podrán "sanar las heridas y los malentendidos del pasado", para mostrar al mundo que incluso partiendo de posiciones lejanas "se pueden alcanzar entendimientos fructíferos".

También ha enfatizado un aspecto que es particularmente importante para el Papa Francisco: la verdadera naturaleza del diálogo. "En él, ninguna de las dos Partes renuncia a su propia identidad y a lo que es esencial para el desempeño de su tarea", ha puntualizado.

"China y la Santa Sede no están discutiendo la teoría de sus respectivos sistemas, ni quieren reabrir temas que ahora forman parte de la historia --ha continuado--, sino que estamos buscando soluciones prácticas para las vidas de personas concretas, que desean practicar su fe con serenidad y ofrecer una contribución positiva a su propio país".

Posteriormente, respondiendo a una pregunta sobre la oposición interna al acuerdo y las voces disidentes de la Iglesia, Parolin ha subrayado que al igual que ocurre en temas complejos y problemas de gran alcance, "también en los aspectos específicos de las relaciones chino-vaticanas es un hecho normal que se comparen diferentes posiciones y se propongan diferentes soluciones, según los puntos de vista desde los que se parte y preocupaciones que prevalecen. Por ello, ha invitado a no "sorprenderse ante la crítica" porque esta apertura puede parecer "inédita" para muchos después de un período tan largo de confrontación.

"Obviamente, otra cosa son las críticas que provienen de posiciones perjudiciales y que parecen apuntar solo a preservar los viejos equilibrios geopolíticos. Para el Papa Francisco, que es muy consciente de lo que ha sucedido en el pasado reciente, el interés principal en el diálogo en curso es 'la pastoral'. Está realizando un gran acto de confianza y respeto por el pueblo chino y su cultura milenaria, con la esperanza motivada de recibir una respuesta igualmente sincera y positiva", ha subrayado.

Durante la entrevista, los periodistas de 'Global Times' le han pedido un mensaje "para los líderes políticos" en el contexto internacional actual y el mensaje del cardenal Parolin les ha exhortado a "asumir enormes responsabilidades" porque "lo que sucede a nivel local tiene casi inmediatamente repercusiones en el nivel global".

"Todos estamos interconectados, por lo que las palabras y decisiones de unos pocos influyen en la vida y el pensamiento de muchos --ha afirmado--. Contribuyan a construir un futuro más humano, más justo y más digno para todos".

Contador

Para leer más