Publicado 12/07/2021 13:07CET

La semana trae descensos de hasta 10ºC aunque el calor sigue en el sureste del país y el miércoles vuelve la estabilidad

Un hombre desinfecta las zonas de la piscina del Parque Deportivo de Puerta de Hierro, el primer día de apertura de las piscinas para la temporada de verano, a 26 de junio de 2021, en Madrid (España).
Un hombre desinfecta las zonas de la piscina del Parque Deportivo de Puerta de Hierro, el primer día de apertura de las piscinas para la temporada de verano, a 26 de junio de 2021, en Madrid (España). - Ricardo Rubio - Europa Press

   MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La semana empieza con calor, aunque focalizado en el sureste peninsular, ya que las máximas caerán hasta 10ºC con respecto a los valores de este domingo e incluso se situarán por debajo de lo normal en el noroeste del país mientras que el miércoles regresará la estabilidad, según ha explicado a Europa Press la portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Bea Hervella.

   Así, la portavoz ha detallado que el calor de este lunes está "mucho más localizado, puesto que este episodio altas temperaturas se mantiene activo en el sureste peninsular", con avisos del máximo nivel rojo en el litoral sur de Valencia y litoral sur de Alicante y Vega del Segura, con máximas de al menos 42ºC, 43ºC y 44ºC, respectivamente.

   "En estas áreas, la humedad presente aumentará aún más si cabe la sensación de bochorno en esas zonas", ha detallado Hervella, que ha añadido que también el litoral de Málaga se une al color naranja, con termómetros previsiblemente rozando los 42ºC en general.

   Mientras, en ambos archipiélagos, se mantiene alguna zona en color naranja puesto que las máximas podrían igualar los 39ºC en el interior de Mallorca y los 37ºC en Fuerteventura y buena parte de Gran Canaria, excepto en el extremo norte.

   En cuanto a la calima, poco a poco irá remitiendo, excepto en Canarias, "donde el episodio será bastante más significativo", según la portavoz que ha explicado que este lunes se ha experimentado un alivio térmico con un descenso de máximas "extraordinario, con caídas en general en torno a los 10ºC respecto a los registros de ayer en meseta norte y el Alto Ebro en esas zonas, con temperaturas incluso inferiores a las habituales en estas fechas, sobre todo en el noroeste peninsular".

   Además, los cielos estarán cubiertos en el norte de Galicia, Cantábrico y Pirineos, con lluvias más abundantes en el Cantábrico oriental y alguna tormenta ocasional. En el Pirineo Oriental, tampoco se descarta alguna tormenta aislada en zonas de montaña pero serán tormentas secas con escasa precipitación, aunque podrían estar acompañadas de rachas muy fuertes de viento.

   La portavoz también ha advertido del cierzo y la tramontana que se dejará sentir este martes, cuando se mantendrán los avisos, aunque de nivel amarillo, por elevadas temperaturas en Gran Canaria en las mismas zonas de hoy.

   "Cerramos por fin el episodio térmico en la Península, con un descenso extraordinario de las máximas en buena parte del litoral mediterráneo, que será notable en el sureste y, por el contrario, notaremos ascensos en el noroeste", ha resumido Hervella.

   Además, este martes la presencia de nubosidad en el extremo norte, con lluvias en el área cantábrica y norte de Navarra se podrían extender de forma más débil y dispersa al norte de Galicia y Pirineos. Tampoco se descarta algún amago tormentoso en el noroeste.

   La situación de estabilidad podría mantenerse prácticamente hasta el viernes, con vientos menos intensos, menor probabilidad de lluvia e incluso menos nubes en el extremo norte y con las temperaturas recuperándose. "Así que, en definitiva, volvemos a partir del miércoles a la tranquilidad anticiclónica, con temperaturas nada excesivas ni por altas ni por bajas", ha concluido Hervella.

Contador