Actualizado 06/02/2007 19:51 CET

Telefónica, Vodafone y Orange restringirán el acceso de los niños a contenidos inapropiados

BRUSELAS, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Telefónica, Vodafone y Orange y otros operadores europeos de telefonía móvil firmaron hoy un acuerdo por el que se comprometen a poner los medios a su alcance para evitar que los niños puedan acceder a contenidos de Internet por medio de sus teléfonos móviles que, por ejemplo, por violentos o pornográficos, no sean apropiados para ellos.

Estas tres compañías presentes en el mercado español figuran entre las 14 empresas que establecerán mecanismos, en base a las legislaciones nacionales de los mercados en los que cada una opere, para controlar los contenidos que ellas mismas vuelquen sobre la red o que contraten con proveedores terceros.

Así, se comprometen a elaborar "códigos nacionales de autorregulación" de aquí a febrero de 2008 para apoyar el control del acceso a los contenidos para adultos, campañas de sensibilización para padres y niños, clasificar los contenidos en función de normas nacionales "de decencia y pertinencia" y luchar contra los contenidos ilícitos que se difunden por medio de la telefonía móvil.

La comisaria de Sociedad de la Información, Viviane Reding, celebró en rueda de prensa un acuerdo hacia "un uso más seguro del móvil por parte de adolescentes y niños", algo necesario debido al cada vez mayor uso de esta tecnología que hace la población más joven.

El acuerdo es el resultado de la consulta pública que lanzó la Comisión Europea en septiembre de 2006 entre las partes implicadas de este sector. Datos ofrecidos por algunos de los participantes ilustran el nivel de utilización de la telefonía móvil por parte de los niños: en Italia el 31% de las personas entre 5 y 13 años tienen uno y el 100% de la población de 14 a 18 años. En Polonia, el 92% de las personas de entre 12 y 17 años es usuario de un teléfono móvil.

RIESGOS

Con estos datos, Reding insistió en que "en general, el móvil en manos de los jóvenes es algo muy positivo" e indicó que los "riesgos" que reflejó la consulta son "un problema marginal". Entre ellos, un comunicado de la Comisión destaca el "hostigamiento sexual; tentativas de seducción para el abuso sexual; acceso a contenidos pornográficos ilícitos, dañinos o violentos, o riesgos para la vida privada, particularmente por el uso inadecuado del teléfono".

El acuerdo voluntario que firmaron los operadores advierte, en primer lugar, que sólo pueden controlar los contenidos que ellos mismos producen o los que contratan a terceras partes, pero no están en posición de controlar todos los contenidos de acceso libre en Internet.

Por lo que respecta los mecanismos de control de acceso, los operadores se comprometen a no ofrecer contenidos que en un medio "equivalente" solo estuvieran clasificados para adultos y a ampliar esta condición también a los contenidos de terceros con los que estas empresas tengan contratos. Asimismo, afirman que los proveedores individuales de móviles "deberían ofrecer capacidades para personalizar el acceso a contenidos para los móviles de los niños".

Asimismo, se comprometen también a informar adecuadamente sobre el uso de los servicios móviles, a animar a los consumidores que son padres a que hablen de ello con sus hijos, asegurar que éstos tienen acceso a mecanismos para informar de preocupaciones relativas a la seguridad y a diseñar campañas de concienciación "para mejorar el conocimiento de sus clientes".

La clasificación de los contenidos se basará siempre en los niveles "sociales nacionales" tal y como se aplique también a "medios equivalentes", algo que también se aplicará a los terceros con los que tengan contratos para utilizar contenidos.

Este acuerdo consiste, en un primer momento, en una fase de "autorregulación" por parte de los operadores, de manera que ésta sea igual en toda la UE. Sin embargo, Reding afirmó que en los últimos meses se han estudiado hasta 30 tipos distintos de filtros que en un futuro podrían estar instalados directamente en los teléfonos móviles, para lo que haría falta el concurso de los fabricantes de terminales.

CÓDIGO VOLUNTARIO

Fuentes de Telefónica presentes en la ceremonia de la firma afirmaron que esta compañía ya dispone de un "código de regulación voluntaria" que forma parte de la responsabilidad social corporativa. Afirmaron que en este sentido España se encuentra en la media de la UE, frente a países que, como Reino Unido, tienen un acuerdo entre todos los operadores y otros países donde este concepto no existe en ninguna empresa.

Añadieron que, a diferencia de lo que existe a día de hoy en España, el acuerdo firmado este martes busca la implicación de todos los operadores de Europa.

"Un paso más adelante", indicaron las fuentes es que los fabricantes también dispusieran de un mecanismo, un filtro, para evitar contenidos lesivos para los niños, puesto que, aunque en el caso de Telefónica, existe un acuerdo para evitarlos, la compañía sólo puede actuar sobre sus propios contenidos y, como mucho, sobre los de terceros con los que mantiene un contrato.

Sin embargo, explicaron que la existencia de filtros haría necesario el compromiso de los proveedores de contenidos para que etiquetaran la clasificación de los mismos según su descripción, para que fueran controlados mediante un filtro discriminatorio.

Lo más leído

  1. 1

    Una explosión en una residencia sacerdotal en pleno centro de Madrid deja tres muertos y una decena de heridos

  2. 2

    Melania Trump, del luto riguroso a un look de lo más colorido al llegar a Florida

  3. 3

    Explosión en Madrid | Directo: La demolición controlada de las plantas superiores será mañana a primera hora

  4. 4

    Sanidad anuncia que el siguiente grupo vacunado serán los mayores de 80 años

  5. 5

    Muere el feligrés de la Parroquia de la Paloma (Madrid) que estaba desaparecido como consecuencia de la explosión