WWF reclama más control y medidas contundentes ante el tráfico ilegal de especies como elefantes, tigres o rinocerontes

Publicado 16/08/2019 13:32:34CET
Tigres encerrados en una granja
Tigres encerrados en una granja - WWF

   MADRID, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La organización WWF reclama más controles y medidas contundentes para frenar el tráfico de especies como elefantes, tigres o rinocerontes, según han publicado en un comunicado.

   La ONG expondrá sus peticiones en la Conferencia de las Partes (COP) sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES) que tendrá lugar en Ginebra (Suiza) entre el 17 y 28 de agosto.

   La convención de CITES es un acuerdo global entre gobiernos con el fin de regular o prohibir el comercio internacional de especies amenazadas. Esta edición contará con 183 países y más de 160 documentos sobre los que debatir.

   El responsable del programa de especies amenazadas de WWF España, Luis Suárez, insiste en que "ha llegado el momento de actuar" y que la convención de Ginebra es una gran oportunidad hacerlo ya que considera que CITES es una herramienta para ayudar, proteger y luchar por las especies amenazadas aunque requiere la implicación activa de los países.

   En particular, Suárez insta a los Gobiernos de Vietnam o Mozambique a tomar medidas "contundentes" para frenar "este sangriento negocio".

   Asimismo, confía en que la Convención ponga en marcha un procedimiento de incumplimiento y exija a las autoridades de estos países un mayor esfuerzo o bien que sean sancionados.

   Otros de los temas que se analizarán durante esta semana en Ginebra será la situación de varias poblaciones de elefantes y medidas de protección de tigres y otros felinos.

   WWF recuerda que desde la última COP la cría en cautividad de tigres para el comercio de sus partes está prohibida, pero denuncia que se sigue produciendo y estimulando la demanda de estos productos. Por ello, exige a los gobiernos que cierren ya las granjas de tigres.

   En cuanto a otros felinos, advierte de la presión en aumento sobre especies de África como leones, leopardos y guepardos y sobre el jaguar en Latinoamérica y la ONG confía en que varios Estados miembro estudien la situación del tráfico de tortugas marinas y tomen medidas para frenarlo.

   En esta semana se ha conocido que Singapur ha cerrado su mercado nacional, al igual que ya lo han hecho otros como China o Taiwán, pero WWF ve preocupante el avance en Tailandia, Tanzania, Mozambique y Vietnam.

   Ante el inicio de la convención de CITES, WWF España recuerda su campaña STOP Tráfico de Especies que ha recabado el apoyo de más de 165.000 ciudadanos.

Para leer más