Actualizado 28/06/2007 16:20 CET

Asociación de Víctimas del Metro de Valencia presenta lista con 16 quejas sobre la investigación y pide ayuda al Sindic

La entidad prepara para el 3 de julio un homenaje floral en recuerdo de los 43 fallecidos, una misa en la Catedral y lectura de poemas

VALENCIA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Víctimas del Metro presentó hoy al Síndic de Greuges --a través del registro de las Corts Valencianes-- una lista con 16 quejas, respaldada por 13.224 firmas, respecto a la investigación sobre el accidente ocurrido el 3 de julio de 2006 en la Línea 1 de Metrovalencia en el que fallecieron un total de 43 personas. La entrega la realizó el presidente de la organización, Enric Chulió, junto a otro representante, tras concluir la campaña de recogida de firmas que se inició hace aproximadamente dos meses.

En total, según explicó Chulió, desde la asociación se presentaron al Síndic tres instancias. Una primera que engloba el total de quejas por la investigación sobre el accidente; otra para pedirle que abra las diligencias "oportunas" con el objetivo de solucionar estas quejas; y una tercera instancia en la que muestran su "malestar" por la cobertura informativa de RTVV.

En concreto, el escrito de quejas recoge, entre otros aspectos, el malestar de la asociación por "haberse omitido" el derecho básico de la presunción de inocencia sobre el conductor del convoy siniestrado, a quien "se le ha echado la culpa sin prueba alguna que le inculpe". Estima, además, que la actuación del Gobierno valenciano durante los días posteriores al accidente, y también durante la comisión de investigación, "vulnera derechos básicos constitucionales, denegando la palabra a muchos expertos en esta materia, creando ya una opinión y un prejuicio".

En el escrito de quejas se hace referencia, así mismo, a que es "curioso" que "haya desaparecido el libro de averías" y a que se pidieran informes y valoraciones sobre datos técnicos a Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), cuando, a su juicio, "debería haberlo hecho alguien independiente".

También contempla el hecho de que "se omitió" el dato de que el tren siniestrado "ya había descarrilado anteriormente". Así mismo, se plantean varias preguntas como si "había presión para los conductores a la hora de cumplir los horarios"; "quiénes eran los responsables de seguridad" o "por qué no funcionó la baliza intermedia que debía de estar programada a 60 kilómetros/hora y dejó pasar al tren a 80".

INVESTIGACIÓN INTERNA

Interpelan, además, "por qué se ha expedientado a varios trabajadores de FGV por decir que el accidente era evitable"; "por qué no se ha obligado a declarar a los sindicatos y a que aporten las pruebas que continuamente denunciaron en prensa que tenían" o "si ha habido una investigación interna en Ferrocarrils".

Chulió lamentó, en declaraciones a los medios de comunicación, que desde que ocurrió el accidente, "no ha cambiado nada". Así, puntualizó que en septiembre se colocaron algunas balizas en la Línea 1 pero "no se ha hecho absolutamente nada más", lo que calificó de "lamentable". Recordó que se propuso la renovación de los trenes pero este hecho, dijo, "mejorará el confort del viajero pero no la seguridad". A este respecto, apostó por una "reestructuración completa" de la Línea 1 y porque se invierta "decididamente" en los sistemas de seguridad y de transporte.

Preguntado por la decisión de la titular del juzgado de instrucción número 21 de Valencia de mantener abierta la causa para esclarecer las circunstancias del accidente, mostró su "confianza" en que "se puedan investigar otras posibilidades y se incorporen los parámetros inicialmente descartados por pruebas no sostenibles". Indicó que, a través de esta postura judicial, algunos familiares afectados estudian la posibilidad de personarse en el proceso penal.

Por otra parte, recordó que para el próximo martes, 3 de julio, día en que se cumplirá el primer aniversario del accidente, la asociación tiene previsto varios actos. Así, sobre las 13.10 horas, pretende, junto a afectados y ciudadanos que se quieran incorporar, guardar cinco minutos de silencio y hacer un homenaje floral en recuerdo de los fallecidos en la estación de Jesús, tramo en el que se produjo el siniestro.

Por la tarde, la Catedral acogerá, sobre las 19.00 horas, una misa en la que participarán capellanes de los barrios afectados por el accidente y que, muchos de ellos, tenían relación con las víctimas. Tras ello, a las 20.00 horas, se celebrarán en la Plaza de la Virgen varios actos para rendir homenaje a las víctimas, como la lectura de poemas o la representación de obras, además de canciones.