Actualizado 26/04/2007 16:46 CET

Desarticulan en Málaga una banda organizada de rumanos dedicada presuntamente a robar en hoteles

La red, que actuaba en la zona de Torremolinos y Benalmádena, tenía apoyo de españoles que residían en Málaga y se le atribuye 22 hurtos

MÁLAGA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han desarticulado un grupo organizado, integrado por hombres y mujeres de nacionalidad rumana, dedicados supuestamente a cometer hurtos, la mayoría en recepciones y ascensores de establecimientos hoteleros de la zona de Torremolinos y Benalmádena, para lo que contaban con el apoyo de algún español con residencia en Málaga.

Los investigadores adscritos al Grupo de Delincuencia Urbana de la Comisaría de Torremolinos-Benalmádena establecieron un dispositivo policial, por lo que se constató el modus operandi de la banda y formas de actuación, confirmando la tesis de su perfecta estructura y organización. De esta forma, según indicaron desde la Policía en un comunicado, se ha logrado esclarecer un total de 22 hechos, entre ellos un robo con violencia e intimidación y el resto hurtos.

Las víctimas no se percataban en la mayoría de los casos del robo hasta pasar unos días, según las investigaciones. Además, se confirmó que cada uno de los detenidos tenía "roles" específicos en la organización, de forma que consiguen finalmente la distracción de las víctimas y dar salida a los efectos sustraídos.

Asimismo, se encargaban de proporcionar lugares de ocultación. Estas labores se intercambian entre sí para obstaculizar la labores de investigación, según señalaron, al tiempo que precisaron que este tipo de grupos de delincuentes goza de una gran movilidad, dándoles ocasión a la comisión de un hecho delictivo en una localidad concreta, y en espacio de horas, hallarse en otra distinta.

Destacaron que las víctimas potenciales, al llegar a la recepción del hotel o utilizar sus ascensores, "se relajan en la vigilancia de sus equipajes, momento que aprovechan para apoderarse de sus pertenencias, al descuido, distracción, y en algunas circunstancias, el uso de la violencia, al verse sorprendidos por aquellas.

Los detenidos son Costel B., de 40 años de edad; Jenica R., de 30 años; Tudor C., de 45 años; Iancu D., de 34 años; Aurelia I, de 46 años; Craisor I., de 27 años; Monalisa I.; de 27 años. Todos ellos, nacidos en Bucarest (Rumania), pasaron a disposición judicial.