29 de marzo de 2020
 
Actualizado 06/06/2008 15:11:38 CET

Desarticulan una red internacional de tráfico ilícito de vehículos, tras comenzar su investigación en Canarias

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional han desarticulado una organización internacional especializada en el tráfico ilícito de vehículos, principalmente, de alta gama, después de que agentes de Las Palmas de Gran Canaria comenzaran a investigar sobre el caso, según informó hoy el Ministerio de Interior en un comunicado.

De los 23 detenidos, cinco eran españoles, 16 polacos, así como un rumano y un checo a los que se les acusa de ser los presuntos responsables de los delitos de robo de vehículos, falsificación de documentos, estafa y asociación ilícita. Según los agentes que han llevado a cabo la investigación, los detenidos estaban "altamente especializados y estructurados" y empelaban "avanzados" medios técnicos.

Además, los presuntos responsables de tráfico ilícito de vehículos adoptaban "grandes medidas" de seguridad y realizaban contravigilancias tanto en los domicilios como en talleres "clandestinos" para evitar ser detectados por los agentes. Tenían dos naves que utilizaban como talleres en Catral (Alicante) y en Almazora (Castellón) donde modificaban y eliminaban las características identificativas de los turismos.

En cuanto al número de registros se llevaron a cabo un total de diez en los que se han intervenido, entre otros efectos, herramientas, material electrónico e informático con los que se realizaban las sustracciones. También se encontraron inhibidores de frecuencia, dinero en efectivo y "abundante" documentación.

Los agentes también han recuperado cuatro vehículos preparados para ser vendidos y otro que estaba en fase de modificación. Asimismo se han intervenido otros 28 vehículos sobre los que se están realizando gestiones para determinar su procedencia.

En esta investigación han participado agentes de las Brigadas Provinciales de Policía Judicial de Valencia, Castellón y Alicante, así como la Unidad contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF) de la Jefatura Superior de Policía de Canarias.

UN AÑO DE INVESTIGACIONES.

La investigación se inició el pasado año en Las Palmas de Gran Canaria cuando los agentes de la UCRIF descubrieron la existencia de una organización dedicada el tráfico ilícito de vehículos asentada en la Comunidad Valenciana. El grupo estaba "altamente" especializado y cada uno de sus componentes tenía una función determinada.

De esta forma, unos se dedicaban a sustraer los vehículos, otros a eliminar de los mismos cualquier tipo de característica que lo pudiera identificar y otros a falsificar los documentos necesarios. También había personas dedicadas a trasladar los automóviles sustraídos fuera de España.

Los integrantes de la organización desarticulada disponían de avanzados medios técnicos, especialmente los que realizaban las sustracciones, ya que entre el material que se les ha incautado hay dispositivos GPS de localización, inhibidores-desinhibidotes de frecuencia y chips para la codificación de las llaves.

En este sentido, cabe indicar que para sustraer los automóviles, en ocasiones, seleccionaban a sus víctimas y las vigilaban, siguiéndolas hasta encontrar el momento y lugar más adecuado para actuar.

En cuanto a las actuaciones realizadas, han permitido identificar a los integrantes del grupo, así como sus domicilios y los talleres donde manipulaban los coches. Tras localizar a todos sus miembros, se procedió a su detención cuando se disponían a enviar a Polonia uno de los coches que habían robado recientemente.