Dos detenidos en Córdoba acusados de golpear con una barra de hierro en la cabeza a tres vecinos

Publicado 11/08/2015 16:13:22CET

CÓRDOBA, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido a dos varones de 52 y 53 años de edad tras supuestamente golpear en la cabeza con una barra de hierro a tres miembros de una familia, ocasionándoles a dos de ellos lesiones de considerable importancia, después de que presuntamente discutieran por problemas de convivencia, en la capital cordobesa.

Según informa el Cuerpo Nacional de Policía, la actuación tuvo lugar sobre las 15,30 horas del día 8 de agosto, tras recibirse una llamada en la Sala Operativa del 091 en la que se alertaba de que una pareja, con heridas sangrantes, huía de un varón que los perseguía con una barra de hierro por la calle Gutiérrez de los Ríos.

Ante ello, los agentes se entrevistaron con el hombre y la mujer, que presentaban heridas y la ropa ensangrentada, y les manifestaron que momentos antes, y cuando se encontraban con el hijo de uno de ellos, habían sido agredidos en el rellano de su domicilio por dos personas, uno vecino y el otro un amigo de éste.

EL VECINO LES DIJO QUE LES IBA A MATAR

En concreto, el origen fue una discusión por problemas de convivencia con el referido vecino, que en un momento dado supuestamente comenzó a decirles que los iba a matar, incitando a su acompañante a que los golpeara con una barra de hierro que llevaba en la mano, extremo éste que llevó a efecto.

Así, los afectados huyeron rápidamente del lugar, aunque fueron perseguidos por uno de los presuntos agresores, ante lo cual tuvieron que refugiarse en un bar para "evitar un mal mayor" y llamaron de inmediato a la Policía.

Igualmente, pidieron la presencia de los servicios sanitarios para tratar de sanar las lesiones que presentaban, al tiempo que posteriormente difundieron las características de los presuntos agresores. Así, los agentes establecieron un dispositivo de búsqueda, gracias al cual fueron detenidos.

Entretanto, la Policía detalla que las víctimas tuvieron que ser trasladadas a un centro hospitalario, donde una de ellas precisó hasta diez untos de sutura para la curar las lesiones ocasionadas en la cabeza.