Actualizado 30/09/2008 13:19 CET

La Guardia Civil desarticula una organización dedicada al tráfico de cocaína de gran pureza en la Comunidad de Madrid

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil adscritos al Equipo de Policía Judicial del aeropuerto de Barajas (Madrid) detuvieron a 14 individuos dedicados al tráfico de cocaína que actuaban de forma mayoritaria en el municipio madrileño de Parla, según informó hoy el Instituto Armado.

La investigación comenzó el pasado mes de marzo, cuando agentes del Equipo de Policía Judicial del Aeropuerto de Barajas, a la llegada de un vuelo procedente de Punta Cana, localizaron en el equipaje que portaba J.P.V. de nacionalidad española, 21.500 gramos de cocaína de gran pureza oculta en un doble fondo. Tras detener a dicho viajero, se procedió también a la detención de E.C.V. y J.D.R.Z., ambos de nacionalidad dominicana y receptores de la sustancia estupefaciente.

Tras estas detenciones y el análisis de la documentación que portaban los detenidos, los agentes comprobaron que pertenecían a una organización dedicada a la introducción y distribución de cocaína en el territorio nacional.

La organización se dividía en tres ramas: la primera y más importante, asentada en la localidad madrileña de Parla, se dedicaba a la introducción de la cocaína desde Sudamérica hasta España para, posteriormente, adulterarla y distribuirla en esta localidad y también hacerla llegar a las otras dos ramas de la organización, una de ellas en Lavapiés y la otra en Estepona y alrededores.

Las investigaciones llevadas a cabo hicieron que, a principios de junio, se detuviese a C.S. y C.P.D., ambos ciudadanos de origen dominicano, y al argelino M.B. como presuntos autores de un delito contra la salud pública. Los agentes se incautaron de sustancias psicotrópicas, adulterantes y elementos para el peso y la distribución de la droga.

En una segunda fase de la operación bautizada como 'Satélite III', se conoció que se iba a enviar un 'correo' humano desde Madrid a Estepona para trasportar una cantidad importante de cocaína. Por ello se detuvo el pasado mes de julio a J.L.F.N., ciudadano dominicano que portaba 360 gramos de cocaína ocultos en su ropa interior. Asimismo, se detuvo a los receptores de la droga en Estepona, erradicándose así un punto importante de distribución y venta de drogas en la localidad malagueña y sus aledaños.

LOS CABECILLAS, DETENIDOS

A mediados de este mes, los agentes que llevaban el caso conocieron que los cabecillas de la organización estaban a la espera de recibir dos importantes envíos de droga desde distintos puntos de Sudamérica, uno por medio de un individuo que la ocultaba en su estómago, y otro a través de un envío postal, por lo que se estableció un dispositivo policial en el Aeropuerto de Barajas.

Los agentes detuvieron al pasajero J.J.W., que portaba en su cuerpo más de 3.000 gramos de cocaína de gran pureza. El envío postal se interceptó en Perú por la policía Anti Narcóticos del país.

En Parla se detuvo a R.O.G.A. y B.P.A., cabecillas de la organización delictiva desarticulada y receptores finales de los dos envíos, a los que se les intervino, a parte de sustancias estupefacientes preparadas para su distribución, precursores necesarios para la extracción de la droga, sustancias de adulteración o 'corte' de la cocaína y varios útiles y utensilios necesarios para el pesaje y distribución de la droga.

Con estas detenciones se han podido erradicar tres puntos de distribución y venta de drogas, dos de ellos en la Comunidad de Madrid y otro en la de Andalucía, así como una importante organización dedicada a introducir grandes cantidades de cocaína de gran pureza en España. Los detenidos ya han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente.