Actualizado 28/01/2007 14:58 CET

Más de mil personas despiden a la niña que murió en la explosión de gas en Cornellà de Llobregat (Barcelona)

CORNELLÀ DE LLOBREGAT (BARCELONA), 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

Más de mil personas asistieron hoy en Cornellà de Llobregat (Barcelona) al funeral de la niña de dos años que falleció el pasado viernes a causa de una explosión de gas que afectó al número 36 de la avenida Porta Diagonal. Familiares, amigos y representantes de la sociedad civil participaron en este acto que tuvo lugar en el tanatorio de Cornellà.

El funeral, que empezó a las 11.00 horas, reunió a familiares y amigos de Josep y Maria, padres de la niña. El acto reunió a diferentes personalidades políticas, entre las que estaba el presidente de la Generalitat, José Montilla; los consellers de Interior y de Cultura, Joan Saura y Joan Manuel Treserras; y el alcalde de Cornellà, Antonio Balmón.

Asimismo, estuvieron otros vecinos afectados por la explosión, que fueron trasladados al tanatorio en furgonetas de la Cruz Roja; representantes de las entidades sociales y culturales de la ciudad; responsables del Club Bàsquet Almeda, donde el padre de la víctima entrena a un equipo senior; así como José Manuel Lara, presidente del Grupo Planeta, donde trabaja la madre de la niña.

La capilla del tanatorio, donde se ofició la misa, contó con una gran afluencia de personas. Según explicaron los presentes, los padres de la niña agradecieron la respuesta y el apoyo de la ciudadanía.

Durante todo el fin de semana, entidades culturales y deportivas de Cornellà suspendieron sus actividades en señal de luto. Entre ellas, el Club Bàsquet Almeda, que suspendió todos sus partidos y entrenamientos. Los principales equipos deportivos de la ciudad lucieron en sus encuentros crespones negros.