Actualizado 08/12/2007 21:05 CET

Perros de Protección Civil rastrean en los escombros del edificio desplomado en Santander por si hubiera más víctimas

SANTANDER, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

Perros de Protección Civil rastrean entre los escombros del edificio desplomado esta tarde en el centro de Santander por si hubiera aún personas sepultadas bajos los restos. Hasta el momento se ha confirmado el fallecimiento de una mujer, así como la existencia de varios heridos leves, todos ellos habitantes del edificio derrumbado. Además, los bomberos hablan de dos desaparecidos.

Según explicó el concejal Eduardo Arasti, portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Santander, el edificio que se ha desplomado es el número 14 de la Cuesta del Hospital. El inmueble contiguo, el número 16, estaba vacío, mientras el número 18 de la misma calle, que estaba habitado por cinco personas, ha sido desalojado y sus ocupantes serán realojados.

El portavoz municipal recalcó que en estos momentos la "prioridad" es terminar las labores de rastreo en la zona por si quedaran víctimas bajo los escombros y en esa labor se están empleando los perros adiestrados y los bomberos. Veinte efectivos de la Policía Local y otros veinte bomberos municipales de Santander, además de miembros de Protección Civil, trabajan en la zona.

Representantes del Ayuntamiento de Santander y del Gobierno de Cantabria se han acercado hasta la calle para seguir la evolución de los trabajos. Así, en la zona se encuentran el primer teniente de alcalde, Samuel Ruiz; el portavoz del equipo de Gobierno municipal, Eduardo Arasti; y el concejal de Barrios, Santiago Recio; así como el portavoz del PRC en la Corporación, Francisco Sierra; el consejero de Presidencia y Justicia del Gobierno cántabro, Vicente Mediavilla, y el delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, entre otros.

Numerosos curiosos observan también desde el cordón policial las labores, que obligan a mantener cortadas no sólo la Cuesta del Hospital y la calle Cuesta, paralela a la anterior, sino también otras vías adyacentes como la calle Ruamayor.

Sobre la causa del desplome, aún no se ha facilitado información. No obstante, no es el primer edificio que se viene abajo en esta zona de la ciudad. La Cuesta del Hospital, ubicada frente al Ayuntamiento de Santander, forma parte del Cabildo de Arriba, un barrio en el que en los últimos años se han caído varios edificios dado el deterioro de sus estructuras. En la actualidad existe para la zona un ARI (Área de Rehabilitación Integral).