Actualizado 30/09/2008 12:38 CET

La Policía interviene 7.000 kilos de hachís, la mayor aprehensión de esta droga en Andalucía en 2008

CÁDIZ, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional realizaron dos actuaciones contra el tráfico de hachís procedente de Marruecos que han permitido intervenir 7.000 kilos de esta droga, lo que supone la mayor aprehensión de este tipo de droga realizada en Andalucía a lo largo del presente año, así como detener a cinco personas.

Según indicó la Policía en un comunicado, la primera operación, denominada 'Cóndor', culminó el pasado día 21 de septiembre con cuatro arrestos y con la incautación de una tonelada de droga en el puerto de Cádiz cuando la organización desarticulada pretendía introducirla en España oculta en una embarcación de recreo. Entre los detenidos se encontraba A.I.G., quien, al parecer, lideraba la organización que fue desarticulada.

Las investigaciones realizadas permitieron determinar que A.I.G. había contactado con otra persona a mediados del mes de septiembre. Este último estaría en disposición de hacer llegar hasta la costa aproximadamente 6.000 kilos de hachís a bordo de un barco pesquero.

Así, tras averiguar su identidad, los agentes comprobaron que era propietario de un arrastrero que se encontraba habitualmente atracado en el puerto de Bonanza de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

Según indicó la Policía, todo apuntaba a que iba a ser utilizado en una inminente operación, por lo que se estableció un dispositivo de vigilancia sobre la embarcación.

Finalmente, el arrastrero fue localizado fondeado en el puerto de Sanlúcar en el momento en el que varias personas estaban descargando numerosos bultos, los cuales, alertados por la presencia policial, lograron darse a la fuga aprovechando las especiales características del puerto. En la embarcación se intervinieron 206 fardos de hachís con un peso total aproximado de 6.000 kilos.

En relación con la droga encontrada en el arrastrero se procedió a la detención de J.A.F.O., hombre de confianza del propietario de la embarcación y presuntamente vinculado con sus actividades.

La investigación fue realizada por la Brigada Central de Estupefacientes de la Udyco Central, junto con el Grupo Operativo Local de la Comisaría de Sanlúcar de Barrameda. Además, se contó con la colaboración de agentes del Greco de Cádiz, de la Udyco de Sevilla y de Vigilancia Aduanera.