Seis prostitutas participarán hoy en un reconocimiento a la 'mano derecha' de Ginés y a otros agentes

Actualizado 23/05/2008 11:34:47 CET
EP

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

La 'mano derecha' del oficial jefe de la Policía Local de Coslada, Ginés Jiménez, y otros dos agentes imputados por un delito de incitación a la prostitución, entre otras infracciones penales, se someterán hoy a una rueda de reconocimiento en los Juzgados de Plaza de Castilla para ser identificados por seis de las prostitutas denunciantes como los policías que las extorsionaron.

En la prueba participará Carlos M.G., a quien se imputa el mayor número de delitos. Al supuesto principal colaborador de Ginés se le acusa de asociación ilícita, incitación a la prostitución, abusos sexuales, delitos contra la integridad moral, lesiones, sustracción y apropiación indebida de droga y dinero, prevaricación, estafa y delitos contra la Administración de Justicia.

También se someterá a la rueda de reconocimiento Adrián J.P., acusado de asociación ilícita, incitación a la prostitución y detención ilegal, así como otro de los policías encarcelados por su vinculación a la red mafiosa. Además, estarán presentes tres ciudadanos rumanos imputados en la investigación inicial de la Brigada de Policía Judicial contra una mafia de origen rumano de trata de blancas.

La mayoría de los abogados defensores han solicitado al juez Eduardo Cruz Torres que llame a declarar a las prostitutas, al considerar que su testimonio es esencial para esclarecer los hechos investigados. Aunque el magistrado no se ha pronunciado, es previsible que las toma declaración en los próximos días.

200 EUROS A LA SEMANA

Una de las meretrices extorsionadas apuntó a Carlos M.G. como la persona que le exigía a ella y a otra compañera 200 euros cada semana. "Varios policías mantenían relaciones con las chicas sin pagar", manifestó Amina en una entrevista. La joven afirmó que los agentes locales las obligaban a mantener contactos sexuales en los coches patrullas. De hecho, uno de los agentes imputados admitió ante el juez esta circunstancia, si bien aseguró que la relación era "consentida y prolongada en el tiempo", según su abogado.

La Brigada de Policía Judicial puso hace más de cinco meses su punto de mira sobre Ginés y sus compinches a raíz de varias denuncias de prostitutas de la localidad que desvelaban la existencia de una red mafiosa de agentes que extorsionaban a los dueños de locales nocturnos y negocios.

Las denuncias se presentaron en el marco de una investigación contra una mafia de ciudadanos rumanos de prostitución. En la causa, el instructor mantiene imputados a varios rumanos por su presunta implicación en la trama corrupta destapada en Coslada.