Los adolescentes británicos llevan más de 800 canciones descargadas sin pagar en sus reproductores mp3

Actualizado 18/06/2008 17:29:24 CET
apple

LONDRES, 18 Jun. (OTR/PRESS) -

El hábito que los consumidores han adquirido de bajarse música sin pagar es muy común y hace que este tipo de canciones se codeen por igual con las abonadas en los dispositivos de reproducción. La Universidad de Hertfordshire, Reino Unido, ha calculado que como media cada adolescente tiene en sus reproductores digitales 842 canciones descargadas en webs o programas P2P sin pagar por ello ni uno sólo penique, en un estudio encargado por la sociedad protectora de derechos musicales británica British Music Rights.

Estas canciones ilícitas constituyen el 48 por ciento del total de canciones que llevan en el iPod u otros reproductores, una media de 1.770, un dato que parejo a la cifra hecha pública ayer en nuestro país, donde al parecer pagamos y nos descargamos gratis música en la misma medida, según la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos. Esta penetración de música descargada sin pagar está estrechamente ligada a la naturaleza etérea de los archivos, ya que la cifra decrece enormemente cuando hay soporte físico de por medio: tan solo el 14 por ciento de los CD's que tienen en casa son grabados.

No obstante, a pesar de la generalización de esta práctica entre los jóvenes de entre 18 y 24 años (un 96 por ciento de ellos suele descargarse música y compartirla con otros), Fergal Sharkey, director ejecutivo de British Music Rights, no es demasiado pesimista, ya que del estudio también se desprende que la mayoría de los jóvenes pagaría por música si hubiese programas atractivos y cómodos de P2P universales, cuyos archivos fueran compatibles con todo tipo de reproductores.

"El mensaje positivo es que el 80 por ciento de los jóvenes reconoció que pagaría por un servicio de suscripción de descargas legales unas pocas libras al mes", celebró Rights en declaraciones a The Times recogidas por Otr/press. Por ello, la organización está preparando un servicio de descargas legales junto a Virgin Media para poner fin a las descargas ilegales.

Ficod 2008