Actualizado 13/06/2008 17:16 CET

Las nuevas ayudas del Gobierno de C-LM para facilitar la conexión a Internet beneficiarán a 3.500 familias

TOLEDO, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Industria y Sociedad de la Información, José Manuel Díaz-Salazar, firmó hoy en Toledo un convenio de colaboración con seis empresas de telecomunicaciones gracias al cual el Gobierno regional seguirá concediendo ayudas para la conexión a banda ancha de las que se beneficiarán unas 3.500 familias.

De esta manera, explicó Díaz-Salazar, el Gobierno de Castilla-La Mancha da un paso más en sus políticas para universalizar el uso de Internet, en este caso dando ayudas "para que la razón económica no sea una traba a la hora de conectarse a la Red", informó la Junta en un comunicado.

Lo que permitirá este convenio es que cuando finalice su vigencia 3.500 familias más se incorporen a la Sociedad de la Información y se sumen a las 21.000 familias que desde el año 2005 se han acogido a estas ayudas.

La cantidad asciende a 150 euros destinados a sufragar los costes de alta en los nuevos servicios, los gastos de instalación y como máximo las tres primeras cuotas de conexión; los requisitos por parte de la familia que se acoge a esta ayuda es mantener como mínimo el contrato un año y no haberse dado de baja en banda ancha en los tres meses anteriores a la solicitud.

La labor de las compañías que suscriben este convenio, Telefónica de España, Cableuropa S.A.U., Telecom CLM S.A., Teleroda, S.L., Tvalmansa S.L., y Alhambra de Canal 2000 La Solana S.L., es colaborar con la Consejería para la gestión de estas ayudas.

El trabajo que realizan, destacó el consejero, posibilita que esta Orden esté teniendo muy buena acogida, lo que ha provocado que se agote el presupuesto de 943.000 euros antes de lo previsto y que por tanto se esté preparando una nueva convocatoria con un presupuesto de 500.000 euros.

"Conseguir una óptima penetración de la Sociedad de la Información en nuestra región es una labor que no sólo compete al Gobierno sino que es imprescindible la complicidad de las organizaciones sociales y las empresas, como las que suscriben este convenio, que vienen trabajando a favor de este objetivo", apostilló.

"Gracias a esta colaboración vamos comprobando como Castilla-La Mancha va venciendo la brecha digital de forma que hay más ciudadanos que usan de forma regular las nuevas tecnologías", apuntó el consejero al respecto.

LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN EN CASTILLA-LA MANCHA

En el transcurso de su comparecencia, el responsable regional dio cuenta del estado de la Sociedad de la Información en la Comunidad Autónoma destacando que la población más joven, entre 12 y 25 años, utiliza habitualmente Internet por lo que está en las mismas condiciones que los jóvenes de cualquier región europea al no existir brecha digital en este tramo de edad.

Del mismo modo, en el sistema educativo regional se utilizan las nuevas tecnologías desde los 3 años como herramienta pedagógica.

Las dificultades para la penetración de Internet se sitúan en la población mayor de 45 años, por lo que los esfuerzos de sensibilización se están centrando a partir de esta edad.

En el ámbito económico son las 'micropymes' las más reticentes a introducir en su gestión cotidiana las nuevas tecnologías e Internet por lo que también aquí el Gobierno redobla sus esfuerzos.

Como conclusión, explicó José Manuel Díaz-Salazar, el conjunto de la evolución del uso de nuevas tecnologías e Internet, según los informes de la Fundación Telefónica y la Fundación Orange, sitúa a Castilla-La Mancha como la segunda comunidad en la que más ha crecido la conexión a banda ancha en los últimos dos años.

Lograr esto, destacó, ha requerido un gran esfuerzo en el despliegue de infraestructuras telemáticas para garantizar, a una población de dos millones de ciudadanos diseminados en 80.000 kilómetros cuadrados, la posibilidad de conectarse a Internet.

En ese sentido, el Gobierno regional ha logrado llevar prácticamente al cien por cien de los núcleos de población la posibilidad de conectarse a telefonía móvil, al menos con un operador, y al cien por cien a banda ancha a través de distintas tecnologías, 96 por ciento con ADSL y el 4 por ciento restante con WiMax o satélite.

Ahora, explicó, el consejero de Industria y Sociedad de la Información, los esfuerzos del Gobierno se centran en dos áreas: fomentar el uso inteligente de Internet, lograr que desaparezca la diferenciación entre ADSL rural y urbano y mejorar la prestación del servicio en las zonas rurales.

Ficod 2008