Actualizado 30/05/2008 14:51 CET

Los 27 no se ponen de acuerdo para elegir la ciudad que acogerá la futura sede del Instituto Europeo de Teconología

BRUSELAS, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Ciencia e Innovación de la Unión Europea no llegaron esta noche a ningún acuerdo político para escoger a la ciudad que albergará la sede del Instituto Europeo de Tecnología e Innovación (EIT), después de un debate que empezó en una cena informal a las 19.00 horas, a la que asistió la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, y siguió, horas después, a puerta cerrada hasta pasada la medianoche.

Además de la población catalana de San Cugat del Vallés, se han postulado como candidatas otras cuatro ciudades: Budapest (Hungría), Breslavia (Polonia), Jena (Alemania) y Bratislava-Viena (conjunta de Austria y Eslovaquia).

En lo que sí han coincidido los ministros de Innovación de la Unión Europea es que la futura sede se elegirá en base a "dos premisas" que la futura sede recaiga en uno de los nuevos países del Este y que además éste no acoja todavía ninguna sede europea, según confirmaron fuentes diplomáticas españolas y de la presidencia eslovena de la Unión Europea.

La presidencia de la UE convocará una nueva reunión de ministros de Innovación el próximo 18 de junio, a la espera de que sea entonces cuando puedan alcanzar una decisión formal los Veintisiete, según fuentes comunitarias. Si los ministros no llegan a ninguna decisión, los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea retomarían el debate los días 19 y 20 de junio.

Finalmente, Polonia ha vetado la candidatura de Hungría, que es la única que respeta ambos criterios en los que sí convinieron los ministros. El representante polaco alegó "no tener mandato" para dar el visto bueno de su Gobierno hoy a la candidatura, agregaron las fuentes. La elección de la sede del EIT requiere de la unanimidad de todos los Estados miembros.

Está previsto que el Instituto Europeo de Tecnología e Innovación empiece a funcionar durante la primavera de este año con un presupuesto inicial de 308,7 millones de euros procedentes de las arcas comunitarias hasta 2013. Además de este dinero, el objetivo es que el IET reciba aportaciones de los Estados miembros y del sector privado hasta alcanzar un presupuesto de 2.400 millones para sus primeros seis años de actividad.

La creación del IET fue propuesta por el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, en febrero de 2005, en un intento de emular al Instituto Tecnológico de Massachussets de Estados Unidos. Su objetivo fundamental es contribuir al desarrollo de la capacidad de innovación de la UE creando sinergias entre las actividades de educación, investigación e innovación. El Parlamento Europeo ya ha dado su visto bueno a su creación.

El núcleo central del IET será relativamente pequeño, con un máximo de 60 trabajadores y con un consejo de administración formado por quince personas procedentes del mundo de la empresa, de las universidades y de la investigación.

Esta junta de gobierno, que será "designada en poco tiempo", según explicaron las fuentes, seleccionará instituciones de educación superior, centros de investigación, empresas y otras organizaciones para formar redes de excelencia que se denominarán 'comunidades de conocimiento e innovación' (CCI).

Durante la primera fase de funcionamiento del Instituto, entre 2008 y 2013, sólo habrá dos o tres 'comunidades de conocimiento e innovación'. Sus áreas prioritarias de investigación serán el cambio climático, las energías renovables y las tecnologías de la información y la comunicación.

Los Veintisiete y la Eurocámara tendrán que aprobar en los próximos años una agenda estratégica de innovación y podrán autorizar a partir de 2013 la creación de nuevas CCI que se ajusten a esta agenda.

(EUROPA PRESS INTERNACIONAL)

Ficod 2008