El nuevo convenio de hostelería de Tenerife recoge una subida salarial del 10,2% hasta 2022

Firma del convenio
CEDIDA
Publicado 16/10/2018 17:09:35CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, Ashotel, y Sindicalistas de Base (SB), organización sindical mayoritaria en el sector de la hostelería en la provincia (con 8 de 15 representantes en la mesa negociadora), han presentado este martes en rueda de prensa el nuevo convenio colectivo 2018-22 que recoge una subida salarial total del 10,25%.

Los detalles han sido expuestos a los periodistas por el presidente de la patronal, Jorge Marichal, y el secretario de Comunicación de Sindicalistas de Base (SB), Manuel Fitas, quienes han incidido en que los aspectos económicos entran en vigor con efecto retroactivo a 1 de julio de 2018.

Se trata del mayor incremento firmado por el sector hotelero en la provincia y que beneficiará a unos 63.303 trabajadores de hostelería en Santa Cruz de Tenerife, entre ellos los 26.128 que prestan sus servicios en establecimientos hoteleros y extrahoteleros (24.435 en la isla de Tenerife).

Así, los aumentos anuales para el cuatrienio 2018-2022 serán del 3%, 2,75%, 2,5% y 2%, con lo que en los tres primeros años los salarios se incrementarán un 8,25%, frente al 4,5% de los tres años del convenio anterior 2015-2018.

La mesa negociadora se constituyó a principios de julio con representantes de SB (8 delegados), así como de CCOO (4) y UGT (3).

Los dos últimos se apearon finalmente del acuerdo en el último momento de la negociación.

El nuevo convenio eleva del 60% actual al 65% el volumen de la plantilla mínima fija en los establecimientos alojativos, al tiempo que aplica jornadas continuadas a aquellos contratos a tiempo parcial, de modo que las horas trabajadas se puedan realizar de una sola vez al día y no partidas en varios turnos.

Otro de los cambios alude a la estructura salarial, que evita en la medida de lo posible interpretaciones erróneas de la norma.

Así, el nuevo convenio elimina los grupos salariales I a V, en los que, por ejemplo, un camarero de pisos compartía mismo grupo que un camarero de bar-restaurante, a pesar de tener distinto sueldo final, y se introducen las seis áreas funcionales que fija el V Acuerdo Laboral Estatal para el sector de la Hostelería (ALEH), y dentro de cada una de ellas se estipulan tres niveles o grupos profesionales (mandos, técnicos especialistas y asistentes).

MEDICIÓN DE LOS TIEMPOS DE LAS CAMARERAS DE PISO

Además, en el convenio se incorpora la medición de los tiempos de trabajo de cada puesto, una labor que llevarán a cabo en cada establecimiento el correspondiente Comité de Seguridad Laboral y Salud junto al servicio de Prevención de Riesgos Laborales, acorde a la metodología aprobada por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT).

Jorge Marichal dijo que el convenio "da estabilidad y paz laboral" para los próximos cuatro años en un momento de ligera "incertidumbre" en el sector, con "condiciones justas" y la mayor subida salarial de todos los convenios que se han firmado.

El presidente de la patronal hotelera recordó que este pacto "supone un esfuerzo importante para los empresarios" y casi duplica en los tres primeros años el incremento salarial de los tres años anteriores.

"Somos una patronal seria, sólida y hemos negociado con la representación sindical correspondiente, la que establece la ley", aclaró, ante las críticas vertidas por CCOO y UGT, que optaron por no firmarlo.

NO HAY NINGÚN RETROCESO LABORAL

Marichal negó rotundamente que las condiciones económicas de este nuevo marco laboral sean inferiores a las del convenio de hostelería de Las Palmas y explicó que ambos documentos tienen estructuras muy diferentes.

Mientras el de la provincia oriental establece unas tablas fijas, en el caso de la provincia tinerfeña, a las tablas salariales se les aplica en el 90% de los casos un incremento medio del 20%, correspondiente a los denominados pactos de empresa que cada empresa negocia con su comité.

Fitas aseguró que el nuevo texto normativo recoge en un 90% las reivindicaciones de la plataforma de Sindicalistas de Base y supone un avance en los derechos de los trabajadores.

"Ni un solo pacto de empresa deja el salario del trabajador por debajo de las tablas del convenio de Las Palmas", afirmó, y aseguró tajante, ante las críticas de sus adversarios sindicales, que "no ha habido el más mínimo retroceso en derechos en este documento, al contrario, todo son avances".

Como ejemplos, Fitas citó la incorporación de las demandas del personal del departamento de pisos, la medición de los tiempos en el desempeño de las tareas de cada puesto de trabajo o el incremento al 65% de la plantilla mínima fija, entre otros.

Además, aseguró que "no existe discriminación alguna por cuestión de sexo o puesto de trabajo en la nueva estructura salarial".