Publicado 15/10/2018 15:19CET

Puig resalta la "visión positiva" del Gobierno para declarar de servicio público la línea aérea Castellón-Madrid

Ximo Puig
@GENERALITAT

VALENCIA, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha destacado este lunes que "en principio hay una visión positiva" por parte del Gobierno para declarar de servicio público la ruta Castellón-Madrid, una decisión que considera "fundamental" para que el aeropuerto castellonense --ubicado en las inmediaciones de Villanueva de Alcolea y Benlloch-- alcance realmente "internacionalidad".

Puig se ha pronunciado en estos términos tras visitar la planta que el Grupo García Carrión posee en Segorbe, al ser preguntado por el siguiente paso a la hora de convertir en 'hub' el aeropuerto de Castellón, después de que el pasado 3 de octubre, el jefe del Consell se reuniera con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y éste se mostrara dispuesto a declarar de servicio público la línea Castellón-Madrid.

"En estos momentos los permisos están residenciados en aviación civil", ha precisado Puig. A su juicio, esto sería "fundamental" para que un aeropuerto como el de Castellón hasta ahora "absolutamente limitado en su accesibilidad", se alcance "internacionalidad" y "esté realmente operativo a todos los efectos en una dimensión como se merece Castellón".

En materia de infraestructuras, Puig ha recordado que al final de 2019, cuando acabe su concesión, la AP-7 será gratuita, según el compromiso del Gobierno. "Mientras tanto, lo que se quiere es en los lugares donde hay más tráfico y dificultad se plantee aligerar los peajes o liberalización, y "el planteamiento del Gobierno es que lo que se ha hecho en Cataluña se hará también en la Comunitat Valenciana", ha garantizado.

MÁS CERCANÍAS CASTELLÓN-VINARÓS: "MUY BUENA DECISIÓN"

En cuanto al acuerdo con el Ejecutivo central para ampliar la frecuencia del tren de cercanías Castellón-Vinarós, Puig ha destacado que "se duplicarán todos los servicios" a partir de noviembre. "El Cercanías es muy importante porque la desconexión que había entre la comarca del Maestrat con Castellón y València es deficitaria". De este modo, se "garantizará la conectividad de muchas personas que en estos momentos tienen que coger el coche o estar pendientes de unos horarios muy determinados", ha apostillado.

Así, ha valorado la medida como una "muy buena decisión. "Las Cercanías son al final son mucho más importantes para el transporte de personas que el tren de alta velocidad", ha admitido, y en este punto "el Gobierno cumple y estamos contentos de que sea así". Además, se está "trabajando respecto a la cuestión tarifaria y esperemos que todo vaya como está previsto", ha confiado.

Respecto la unión entre la A-68 Vinarós-Vitoria, el jefe del Consell ha recordado que "en estos momentos hay dos obras importantes en marcha". Una, la que va de Rafels a Morella "acabará pronto", mientras la segunda, en Puerto Querol de Morella, "está avanzando a buen ritmo, lo que pasa es que tardará un tiempo necesariamente, como corresponde a una obra de estas características".

En la parte aragonesa, ha apuntado, se ha sacado ya a licitación el estudio del desdoble Zaragoza-Alcañiz y "todo lo que se va avanzando también en otro territorio es también muy importante para nosotros", ha celebrado.

"NO HAY SOLUCIONES MÁGICAS" CONTRA LA DESPOBLACIÓN

Por último, preguntado por la despoblación en las compartas del Alto Palancia y el Alto Mijares, Puig ha reconocido que "soluciones mágicas no hay" y que la vía es "apoyar empresas tractoras" como la que este lunes visita en Segorbe "que se sitúen en el ámbito rural y que sirvan de motor para el resto de la comarca".

"No hay medidas milagrosas", ha insistido, pero desde el Consell se están creando "estrategias con ayuntamientos". De hecho, la próxima semana el Gobierno valenciano presentará el sistema de ayudas directas a los consistorios, dentro de un "fondo especial contra la despoblación".

En todo caso, ha admitido que "hay pueblos donde se llega bastante tarde y hay que ver como revertir una situación ya muy deteriorada". "Hay municipios con población menor que Laponia y a esto es muy difícil darle la vuelta de un día para otro", ha concluido.