Publicado 29/06/2021 17:36CET

Los derechos de los pasajeros aéreos no fueron protegidos en la Unión Europea durante la pandemia de Covid-19

Archivo - Viajero en el aeropuerto viendo despegar un avión.
Archivo - Viajero en el aeropuerto viendo despegar un avión. - WTTC - Archivo

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los derechos de los pasajeros aéreos no han sido protegidos en la Unión Europea (UE) durante la pandemia de Covid-19, según un informe publicado por el Tribunal de Cuentas Europeo.

El documento pone de relieve que las compañías aéreas estaban obligadas legalmente a reembolsar a los pasajeros el importe por la cancelación de un vuelo, pero muchas forzaron a sus clientes a aceptar un bono en su lugar, una práctica que es "ilícita".

Los auditores de la UE también han señalado que las compañías aéreas y los organizadores de viajes combinados recibieron miles de millones de euros en concepto de ayuda estatal sin la condición de reembolsar a los pasajeros.

Annemie Turtelboom, miembro del Tribunal de Cuentas Europeo, ha lamentado que la pandemia haya supuesto "un perjuicio sobre los derechos de los pasajeros aéreos de la UE" y, aunque "se ha hecho todo lo posible por prestar ayuda a las compañías aéreas y los organizadores de viajes combinados", los esfuerzos por garantizar los derechos de millones de personas en la UE han sido "muy escasos".

Los auditores han concluído que muchos pasajeros perdieron un dinero al que tenían derecho en los primeros meses de la crisis, hecho que se produjo con el visto bueno de los Estados miembros.

En este sentido, quince de esos Estados, como Francia, Países Bajos y Bélgica, adoptaron medidas excepcionales para eximir a las compañías aéreas y los organizadores de viajes combinados de su obligación normal de reembolsar a los pasajeros.

En contra del Derecho de la Unión Europea, el estudio lamenta que muchos pasajeros se vieron obligados a aceptar bonos, pero no siempre estaban protegidos frente a la insolvencia de las compañías aéreas y retrasaron la perspectiva de obtener un reembolso.

El informe señala que a partir de mediados de 2020 las compañías aéreas comenzaron a reembolsar a los pasajeros, pero en la mayoría de los casos, el plazo era muy superior a los siete días (para los pasajeros que compraban el vuelo por separado) o catorce días (para los pasajeros que contrataban un paquete de vuelo más alojamiento), exigidos por la legislación.

MEDIDAS DE LA UNIÓN EUROPEA

La Comisión Europea aprobó 54 decisiones de ayuda estatal por término medio en un plazo de 13 días a partir de la notificación, 23 de ellas en el plazo de una semana. En total, los Estados miembros pusieron sobre la mesa casi 35.000 millones de euros en fondos públicos entre marzo de 2020 y abril de 2021.

Air France y KLM recibieron en conjunto más de 11.000 millones de euros, más de 6.000 millones de euros se destinaron a Lufthansa, mientras que TUI, TAP y SAS percibieron 1.000 millones de euros respectivamente.

Sin embargo, los Estados miembros no establecieron el reembolso de los pasajeros como condición explícita para la concesión de las ayudas a las aerolíneas, a pesar de que la Comisión, dentro de sus limitadas competencias en el ámbito de los derechos de los pasajeros, dejó claro que podían hacerlo.

En última instancia, los Estados miembros dejaron el reembolso de los pasajeros en manos de las compañías aéreas, las cuales utilizaron las ayudas estatales atendiendo a sus prioridades.

UN SECTOR MUY CASTIGADO POR LA PANDEMIA

El transporte aéreo de la UE ha sido duramente castigado por la pandemia, ya que las restricciones de viaje llevaron al cierre de 7.000 rutas aéreas en la red de aeropuertos europeos y a la cancelación de vuelos, que afectó a decenas de millones de pasajeros en la UE entre marzo de 2020 y marzo de 2021.

En abril de 2020, el volumen de vuelos se redujo un 88% en la UE con respecto al mismo mes del año anterior, y el número mensual de pasajeros de la UE cayó desde los 70 millones en enero y febrero de 2020 hasta solo un millón en abril, es decir, un 99% menos que en abril de 2019.

Eurostat calculó que la reducción total del número de pasajeros fue de 346 millones en los seis primeros meses del año, mientras que la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) la situó en 800 millones (es decir, un 67%) en todo el año. Además, entre marzo y mayo de 2020, se cancelaron 50 millones de billetes

En cuanto a las compañías aéreas, la súbita interrupción de los viajes generó problemas graves de liquidez. Al no haber prácticamente ninguna reserva nueva, dichas compañías se encontraron con escasez de efectivo para pagar los costes fijos o reembolsar a los pasajeros.

Las compañías aéreas pasaron a depender de sus reservas de efectivo o de la voluntad de los gobiernos de los Estados miembros por rescatarlas de posibles quiebras.

Para leer más