Publicado 23/01/2019 16:55CET

El gasto en compras de turistas chinos en España descendió un 2% en 2018

Turistas chinos
BRUNO VINCENT/GETTY - Archivo

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El gasto en compras de turistas chinos en España descendió un 2% en 2018, según datos del operador de tax free Global Blue hechos públicos hoy en la feria de turismo internacional Fitur, por ello piden una mejora en los plazos de emisión de los visados de estos viajeros para invertir la tendencia.

Para Global Blue sería imprescindible mejorar las trabas administrativas que faciliten a estos turistas la llegada a España. En la actualidad, el tiempo medio para tramitar un visado en los quince centros que tiene el Ejecutivo de España en territorio chino es de quince días frente al día que puede llegar a tardar Francia o los tres de Italia.

Los turistas chinos son la principal fuente de ingresos por turismo de compras del mercado español. Concretamente, representan el 33% del gasto total de los viajeros de fuera de la UE, con un ticket medio que ronda los 1.000 euros por acto de compra. Lo mismo que gasta un europeo en toda una semana de estancia.

VENDER MEJOR LA MARCA ESPAÑA.

Para Global Blue, otro de los retos es vender más y mejor la marca España en China, lo que pasa necesariamente por aumentar la inversión destinada a la promoción en origen.

En este sentido, consideran que la reciente apertura de un tercer consulado español en China contribuirá a lograr el objetivo, "aunque donde hay que reforzar el posicionamiento es especialmente en los medios digitales, que se han convertido hoy por hoy en la principal fuente de información y planificación del viaje por encima de los soportes físicos".

Sin embargo, no todo son asignaturas pendientes. La validación digital de la devolución del IVA, conocida como DIVA e implementada por la Agencia Tributaria con la coordinación de Global Blue, marca un antes y un después en el posicionamiento de España como destino de compras al situarlo por delante de mercados como Alemania o Reino Unido que todavía no cuentan con este servicio.

Así, esta medida, obligatoria desde el pasado 1 de enero, está permitiendo mejorar la experiencia de compra de los turistas chinos al simplificar y agilizar los trámites de devolución.

Para leer más